El Mundo
Miércoles 01 de Junio de 2016

Maduro a la OEA: "Métase la Carta Democrática por donde le quepa"

El mandatario criticó al titular del organismo, Luis Almagro, y lo acusó de buscar la intervención extranjera. Demandará a la oposición.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió ayer una "sesión urgente" del Consejo Permanente de esa organización para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática Interamericana. En respuesta, el presidente venezolano Nicolás Maduro formuló en Caracas un llamado a la rebelión nacional contra la Carta Democrática, y sugirió a Almagro que se meta ese documento "donde le quepa". "La Carta Democrática la puede poner así, (...) ponerla en un tubito bien fino y darle mejor uso, señor Almagro. Métase su Carta Democrática por donde le quepa, a Venezuela se respeta y a Venezuela no se le va a aplicar ninguna carta. Llamo a la rebelión nacional frente a las amenazas internacionales", expresó Maduro ante miles de seguidores. El líder bolivariano adelantó que demandará judicialmente a la directiva de la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, por usurpación de funciones y "traición a la patria", por haber pedido a la OEA que tome cartas en la situación del país.

En un informe de 132 páginas dirigido al presidente del Consejo Permanente, el argentino Juan José Arcuri, Almagro pidió una sesión extraordinaria entre el 10 y el 20 de junio dedicada a la "alteración del orden constitucional" en Venezuela y cómo se afecta gravemente "el orden democrático" en ese país.

La OEA realizará su 46º Asamblea General del 13 al 15 de junio en República Dominicana, de modo que la propuesta de Almagro sugiere que esa reunión del Consejo Permanente se realice inmediatamente antes o después de esa cumbre de cancilleres. El portavoz de Almagro, Sergio Jellinek, dijo ayer a la prensa que por el momento el secretario general no tiene planes de levantar la cuestión de Venezuela en la Asamblea General. "No lo tiene previsto por el momento", dijo el vocero, aunque admitió que los cancilleres presentes en la reunión podrían poner el tema en discusión.

Almagro basó su pedido en el artículo 20 de la Carta Democrática, que otorga al secretario general la atribución de convocar reuniones inmediatas para "realizar una apreciación colectiva y adoptar las decisiones que estime conveniente".

Riesgo de ilegitimidad. "La crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo", señaló Almagro en su extenso documento, "a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad". Ante ese cuadro, añadió, la responsabilidad de los países de la región es "asumir el compromiso" de hacer aplicar lo determinado por la Carta Democrática Interamericana "de una manera progresiva y gradual que no descarte ninguna hipótesis de resolución, ni las más constructivas ni las más severas".

En coincidencia con la divulgación del extenso documento de Almagro, la delegación de Argentina también convocó para hoy a una reunión extraordinaria del Consejo Permanente para discutir una Declaración propuesta por el país sudamericano. La declaración, de apenas un párrafo, declara el "fraternal ofrecimiento" de los países de la OEA a Venezuela para "identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve, mediante el diálogo abierto e incluyente con todos los sectores políticos y sociales, la búsqueda de soluciones".

Comentarios