El Mundo
Domingo 12 de Junio de 2016

Maduro anunció que el referendo revocatorio se hará en 2017 "y punto"

Blanqueó así el objetivo de evitar la consulta este año. Además, dijo que miles de firmas presentadas "son fraudulentas".

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que si la oposición reúne los requisitos legales para activar un referéndum revocatorio de su mandato, éste se celebraría en 2017 y en tal caso, lo ganará "con el pueblo en la calle". En tanto, una declaración de Argentina, Chile, Brasil y Uruguay contra la violencia del gobierno chavista evidenció su creciente aislamiento regional.

   Maduro descartó que la consulta que tramita la oposición se realice este año, como plantean los impulsores de la consulta, lo que abriría las puertas a una nueva elección presidencial en 2016. Esto, pese a que la oposición presentó el pedido de referendo en fecha muy temprana, el 3 de mayo pasado. En 2004, un revocatorio contra Hugo Chávez se hizo dentro del mismo año de presentado el pedido. Chávez, que sabía que iba a ganar ampliamente, no obstaculizó el referendo, como en cambio sí hace ahora el gobierno de Maduro. Todos los sondeos indican que perderá el revocatorio por amplísimo margen. Maduro denunció que la oposición presentó un "paquete podrido" con "firmas falsas" y retó a la oposición a llevar a Venezuela de respaldo al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, "con el traje de Superman". Almagro reclama la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela por sus continuas violaciones a los derechos humanos y políticos que comete el gobierno.

   Maduro afirmó que "el 31 por ciento de las firmas" que presentó la oposición para solicitar el referéndum son "fraudulentas", lo que acarreará "acciones legales" contra quienes lo proponen. Esta gravísima acusación se basa en que el Consejo Nacional Electoral (CNE), el órgano electoral bajo control del chavismo, admitió 1,3 millones de firmas de los 1,85 millones que entregó la oposición y fijó la semana del 20 al 24 de junio para la validación de esas rúbricas, cuando los firmantes irán a los centros regionales del CNE para ratificarse. Ahora Maduro, fuerte en ese medio millón de firmas rechazadas por un organismo que le obedece, pasa al ataque y amenaza con acciones legales por "fraude". Todo un anticipo de cuál será la conducta del gobierno venezolano y sus organismos estatales cuando llegue el referendo revocatorio. "Ellos trataron de incendiar el país y no pudieron. Si cumplen los requisitos, el referéndum será el próximo año y punto. Debemos respetar al CNE. Si el CNE dice que en el curso de este año han reunido los requisitos, el referéndum será en marzo de 2017, iremos al referéndum y lo ganaremos con el pueblo en la calle. , aseveró Maduro. Agregó que si el CNE dice que "no cumplieron los requisitos constitucionales y reglamentarios, palabra sagrada y en paz, el país debe acoger esa decisión soberana del CNE y los poderes públicos". Claro que toda Venezuela sabe que el CNE no es independiente, como marca la Constitución, sino un mero apéndice del régimen.

Condena sudamericana. Argentina, Brasil, Chile y Uruguay condenaron "los hechos de violencia'' ocurridos días atrás en Caracas, donde varios ciudadanos, entre ellos varios parlamentarios, resultaron agredidos por grupos chavistas armados. "Las autoridades tienen la responsabilidad de garantizar el derecho a las manifestaciones pacíficas y a la libre expresión de ideas y hacen un llamado a que, como ha prometido el gobierno, se investiguen las responsabilidades por la violencia'', recalcó el comunicado conjunto, firmado por la canciller de Argentina Susana Malcorra, y sus homólogos de Brasil, Jose Serra; de Chile, Heraldo Muñoz; y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa. El jueves, los "colectivos" chavistas, conocidos por su brutalidad, atacaron a congresistas opositores, entre ellos Julio Borges, presidente de la bancada opositora, quien debió someterse a una cirugía en el rostro.

Comentarios