Economía
Viernes 22 de Julio de 2016

Macri y Lifschitz no se dan tregua y cruzaron nuevos cuestionamientos

"Por ahí se quedaron con el chip de su relación con el kirchnerismo", ironizó el presidente. El gobernador instó a no dividir entre buenos y malos

Lejos de templar los ánimos, el presidente Mauricio Macri volvió a cargar contra el gobernador Miguel Lifschitz al advertir que el socialista "por ahí" se quedó "con el chip de su relación con el kirchnerismo", al tiempo que insistió en que "es de los que más le cuesta trabajar en equipo". A su turno, el jefe de la Casa Gris instó a no repetir la división entre "buenos" y "malos" y le avisó al líder del PRO que en Santa Fe encontrará más colaboradores que en aquellas provincias que, "hasta ayer, eran kirchneristas y ahora se convirtieron en macristas de la primera hora".

"Por ahí se quedaron con el chip de su relación con el kirchnerismo. El gobernador es de los que más le cuesta trabajar en equipo. Es una dura realidad que creo se vincula con la forma de ver la política que tiene el socialismo", enfatizó ayer el primer mandatario.

Al respecto, Macri agregó: "Creo en una política en la que cada uno defiende sus ideas y la gente elige, pero al día siguiente hay que trabajar todos juntos porque los ciudadanos quieren vivir mejor y no les importa si el gobernador es de un signo, el intendente de otro y el presidente de otro".

"Frente a todo esto que estamos haciendo, lo que dije del gobierno de Santa Fe es que, en lugar de querer trabajar en equipo, lo único que escucho cuando habla algún responsable de esa gestión es que todas las cosas que les pasan y que tienen que ver con ellos, hasta un camino rural, es responsabilidad de la Nación", afirmó Macri en declaraciones a Radiofónica.

Luego enfatizó: "Como lo dije siempre, e intento ser coherente, el futuro de la Argentina no pasa por más centralismo sino por el desarrollo de cada economía regional, y Santa Fe es el principal polo exportador que tenemos".

En el marco de una controversia que viene in crescendo, y que incluyó cruces por la asistencia económica nacional a la provincia de Santa Fe, Macri puso los números sobre la mesa.

"Después de años en que Santa Fe, al igual que la mayoría de las provincias, no tenía diálogo ni trabajo en conjunto, estamos haciendo 650 viviendas en Rosario, al igual que cloacas, en conjunto con el municipio, para que finalmente la ciudad tenga la totalidad del sistema de acá a 2019". Al respecto, destacó que "hay cuatro proyectos de mejoramientos integrales en los barrios Villa Moreno, Itatí, Deliot y La Cerámica".

"Hemos invertido 125 millones de pesos para terminar el Metrobús Norte, que reduce los tiempos más del 25 por ciento para la gente que usa el transporte urbano de pasajeros. Estamos transformando en autopista las rutas nacionales 33 y 34, algo que significará cuidar a los santafesinos y ayudar a que podamos seguir creciendo, porque es un polo exportador muy importante", detalló el jefe de la Casa Rosada.

En esa línea, Macri también confirmó que "en 2017 estarán terminadas las obras en la avenida de Circunvalación" de Rosario.

Por su parte, Lifschitz recordó: "Venimos de muchos años en los que se intentó separar al país entre los buenos, si estaban en el gobierno, mientras que los malos éramos los que pensábamos distinto. Sería malo repetirlo ahora".

"No me considero un opositor aguerrido. Me interesa que le vaya bien (al gobierno nacional), pero tengo que defender a los santafesinos", insistió el ex intendente de Rosario.

A su vez, Lifschitz volvió a distanciarse de medidas polémicas como los tarifazos. Y, sobre la apertura de las importaciones, en especial de productos de la denominada línea blanca, puntualizó: "Dejan sin trabajo a la gente de nuestra zona".

Tras considerar que mantiene con Macri un vínculo "institucional" y resaltar la "excelente" relación de la provincia con Córdoba y Entre Ríos, en el marco de la Región Centro, destacó: "En el gobierno de Santa Fe la Nación encontrará colaboradores, gente mucho más dispuesta al trabajo en común que varios mandatarios que hasta ayer eran kirchneristas acérrrimos y ahora se convirtieron en macristas de la primera hora".

Apuntó, de ese modo, a los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Tucumán, Juan Manzur.

Comentarios