Política
Martes 31 de Mayo de 2016

Macri repatriará los 18 millones de pesos que tiene en Bahamas

Realizó el anuncio en medio de elogios al proyecto para recuperar dineros en el extranjero, que hoy llegará al Congreso.

El presidente Mauricio Macri anunció ayer que traerá al país los 18 millones de pesos que tiene depositados en un banco con domicilio en Bahamas. Lo hizo tras asegurar tener "confianza en el progreso de esta Argentina", a la vez que defendió el proyecto, que hoy enviará al Congreso, para el blanqueo de capitales.

Macri anunció su decisión de "radicar en la Argentina" lo que definió como su "ahorro" en una cuenta de la financiera norteamericana Julius Baer, con domicilio en Bahamas, que presentó en su declaración jurada este año ante la Oficina Anticorrupción (OA) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

De ese modo, y un día antes de enviar al Congreso nacional el paquete de leyes por el cual el gobierno impulsa e blanqueo de capitales en el exterior para quienes evadieron al fisco y financiar el anunciado aumento a jubilados, Macri confirmó a los periodistas acreditados en la Casa Rosada: "Sí, ya di la orden al administrador de que radique el ahorro que tengo en la Argentina".

En el marco de una conferencia de prensa improvisada en la Sala de Periodistas, el mandatario adelantó que comprará letras del tesoro. "Confío en el progreso de esta Argentina", añadió.

Acerca de si ordenará a otros funcionarios seguir sus pasos, el presidente se limitó a responder: "Cada uno tiene que hacer lo que le parezca que le conviene, y a la Argentina le irá muy bien".

Sobre en qué invertirá los 18 millones de pesos declarados como activos en el exterior en su última declaración jurada, Macri bromeó ante los periodistas al repreguntar qué le recomendaban. "Posiblemente compre letras del tesoro para demostrar que confío en este proceso de recuperación de la Argentina, que irá cada vez mejor", explicó.

Respecto de si puede explicar la procedencia de esos fondos y si estaban depositados, en un principio, en sendas cuentas en Estados Unidos y en Suiza, el jefe del Estado se limitó a responder: "No, siempre estuvieron en el mismo lugar, lo que pasa es que al banco donde los tenía lo compró otro".

"Tenía una cuenta en Merril Lynch y a ese (banco) lo compró Julius Baer", detalló Macri sobre el origen de esos fondos, que fueron presentados en la primera declaración jurada como presidente ante la OA.

Frente a las críticas de la oposición y algunos sectores del propio oficialismo que cuestionaron el proyecto de blanqueo de capitales, el presidente señaló que, a su entender, "es un sinceramiento fiscal en la nueva etapa de la Argentina".

Macri dijo que la medida tendrá "un costo grande para aquellos que adhieren", porque "no es gratis, hay que pagar un 10 por ciento o suscribir algún tipo de bono sin tasa, o a tasa muy baja a favor de la Argentina".

"Creo que es un aporte que harán aquellos que evadieron a favor de ayudar a quienes no pueden esperar, que son nuestros abuelos", enfatizó el mandatario en defensa del proyecto.

En tanto, Macri reiteró su mensaje a los empresarios, a quienes dijo: "Necesitamos más involucramiento, inversión, desarrollo".

Asimismo, el presidente admitió que "hay empresarios que se sumaron y se pusieron a la cabeza" del llamado oficial, pero "otros no y el gobierno espera que lo hagan".

Macri confirmó la operación luego de que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, considerara más temprano que "los funcionarios deben ser los primeros en tener el gesto" de repatriar los dólares que mantienen en el exterior como parte del blanqueo de capitales que impulsa el gobierno.

"Hacemos un llamado para que todos los ahorros de los argentinos que están en el exterior por desconfianza" sean repatriados, enfatizó Frigerio, quien evaluó que "los funcionarios deben ser los primeros en tener ese gesto".

El titular de la cartera política advirtió, paralelamente, que el presidente "no ha cambiado su declaración jurada" ya que "la viene presentando desde siempre", cuando hace diez años inició su actividad política.

Además, el funcionario defendió el blanqueo de capitales al estimar que es una medida necesaria "para pagar a los jubilados" los juicios por diferencias de haberes: señaló, al respecto, que "no es un jubileo" ya que "tiene una penalidad y contribuirá tributariamente".

Comentarios