Mauricio Macri
Jueves 04 de Agosto de 2016

"Macri no entiende que hay diferencias políticas que construyen la democracia"

La intendenta también reclamó el pago de la deuda por coparticipación, que cuenta con un guiño de la Corte Suprema

Pese que en su momento había apelado a la prudencia, la intendenta Mónica Fein terminó adhiriendo ayer a las críticas del Frente Progresista (FPCyS) contra el presidente Mauricio Macri y cuestionó que "no entiende diferencias políticas que se pueden expresar y construyen la democracia".

Macri había manifestado días atrás que "el gobierno de Santa Fe (encabezado por el socialista Miguel Lifschitz) es el que tiene menos vocación para coordinar y trabajar en equipo".

Si bien había salido indemne de los cuestionamientos del líder de Cambiemos al FPCyS, Fein evaluó que "eso no es trabajar en equipo sino aceptar la democracia". Y agregó: "Es grave que no se comprenda desde ese lugar".

Asimismo, en declaraciones a Canal 5, la jefa del Palacio de los Leones se refirió al juicio por el dinero de la coparticipación en el que la Corte Suprema nacional falló a favor de Santa Fe.

Al respecto, la socialista señaló que, "si a la provincia le devuelven los recursos que el gobierno santafesino ganó legalmente a través de un juicio, eso permitirá acelerar todas las obras, sobre todo las de viviendas sociales y para los sectores medios e infraestructura que la ciudad necesita".

"Son recursos que estamos esperando que nos devuelvan y que, en su momento, no llegaron a la ciudad. Esperamos el mismo tratamiento que tiene Buenos Aires. El plan de obras de cloacas de Rosario se terminará en mi mandato. Desde que estoy en el municipio, hicimos 32 barrios y nos faltan 23 más", detalló la intendenta rosarina.

En ese sentido, Fein indicó: "La Nación manifestó que quiere participar. Encantados nosotros, porque son recursos que podremos utilizar en otras necesidades que tenemos".

Al salir a marcar las diferencias entre el PRO y el socialismo, Macri había fustigado a Lifschitz pero preservó a Fein de su arremetida al afirmar que con la intendenta "se puede trabajar mejor".

En los últimos meses Lifschitz no ocultó las diferencias que mantiene con la Casa Rosada, en especial frente a los tarifazos de luz y gas y ciertas políticas sociales y económicas implementadas por la administración de Cambiemos.

Habiendo tomado nota al respecto, Macri le contrapuso al gobernador la relación que viene manteniendo con la Municipalidad de Rosario, sustentada por la reciente inauguración del Metrobus Norte (con fondos nacionales) y los aportes para poder materializar el ansiado plan de cloacas para la ciudad.

Pocos días después, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, volvió a cuestionar al jefe de la Casa Gris al asegurar que la gestión de Cambiemos viene contando con el "acompañamiento de los gobernadores y, lamentablemente, Lifschitz es la excepción". Ocurrió 72 horas después de un sorpresivo desembarco del funcionario para anunciar obras millonarias en la región.

Casi en paralelo, el presidente del Partido Socialista (PS), el diputado provincial Antonio Bonfatti, advirtió que esa fuerza no se iba a "disciplinar" al líder de Cambiemos.

Otro round. El domingo pasado, en una entrevista exclusiva publicada por La Capital, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había refrendado los dichos de Macri: "Lo que le hace mal al trabajo en equipo es la percepción de que no se constituye confianza a partir de la palabra".

En esa línea, el funcionario apuntó a Lifschitz al advertir que "la palabra implica que lo que uno escucha y dialoga en reuniones privadas y de trabajo después sea lo mismo que se escucha hacia afuera, y ahí vemos cierta incongruencia".

"Afuera aseguran que todos los males y problemas de Santa Fe son responsabilidad del gobierno nacional, y eso no es lo que nos dicen cuando se reúnen acá", reprochó Peña.

Asimismo, trazó una hipótesis sobre el origen del conflicto al enfatizar que "parece que el gobierno santafesino necesita sacarse la culpa de trabajar con la Nación".

Si bien el FPCyS buscó aquietar las aguas tras la reciente estocada de Peña, Fein terminó recogiendo el guante.

Comentarios