Política
Jueves 12 de Mayo de 2016

Macri manifestó que "las obras no tienen que ser sinónimo de corrupción" en clara alusión al gobierno anterior

El presidente remarcó que su "compromiso" es "contratar a los que saben hacer" obra pública.

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que "las obras no tienen que ser sinónimo de corrupción, sino de felicidad y solución", y remarcó que su "compromiso" es "contratar a los que saben hacer" obra pública.
El mandatario también sostuvo que "después de muchos años de mucho hablar y poco hacer" se están dando en su gestión "soluciones concretas para que los argentinos vivan cada día un poco mejor".
Macri formuló declaraciones en el partido bonaerense de Almirante Brown, donde firmó un convenio de construcción de viviendas sociales, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente Mariano Cascallares, y el titular del Pami, Carlos Regazzoni.
El jefe de Estado sostuvo que "en el país hacen falta un millón de viviendas, lo cual es una cifra que apabulla", y que "en los últimos años la situación empeoró, por la gran cantidad de obra parada que hay".
Asimismo, propuso "caminar con convencimiento hacia la meta de pobreza cero" y que "construir viviendas es generar trabajo de calidad, después de años de mucho hablar y poco hacer".
En esa línea, sostuvo que "hoy, con la vivienda, como lo estamos poniendo en marcha con toda la infraestructura, estamos haciendo un paso adelante en generar trabajo, en generar soluciones concretas para que los argentinos cada día vivan mejor".
"Necesitamos de muchos argentinos trabajando con honestidad, porque también las obras no tienen que ser sinónimo de corrupción, tienen que ser sinónimo de felicidad, de solución", planteó.
En ese sentido, el presidente agregó que su "compromiso es contratarlas, con transparencia, a los que saben hacer", para asegurar que "nuestros impuestos van a volver todos los días para resolver los problemas de cada uno".
"Lamentablemente, en la Argentina hacen falta un poco más de un millón de viviendas, hacen falta reparaciones importantes en más de dos millones de viviendas. Son cifras que apabullan. Lo peor es que en los últimos 15 años la cosa empeoró", advirtió.
Asimismo, añadió que "llegamos con el equipo y nos encontramos muchas viviendas al comienzo, a mitad de camino, mucha obra parada por todo el país, lo que trae dos problemas: el primero es que mucha gente que trabajaba haciendo esto, un trabajo útil, positivo, constructivo, se quedó si ese trabajo; lo segundo es que mucha gente que estaba ilusionada al ver comenzar estas obras, de golpe esas obras no llegan y se postergan en el tiempo".
Durante el acto, Macri aprovechó para destacar la puesta en marcha del Plan de Vivienda y el envío de la ley de Primer Empleo, en medio del fracaso de la sesión especial en Diputados para tratar la emergencia ocupacional que tiene media sanción del Senado.
"Hemos enviado esa Ley de Primer Empleo, para que todos estos jóvenes que están acá tengan esa oportunidad de trabajar. Hemos creado dos instrumentos nuevos, después de veinte años de mucho hablar y poco hacer, para que las Pymes, que generan el 70 por ciento de los trabajos en este país, tengan más capacidad, más fuerza para crecer", subrayó.
Y finalizó: "Porque si cada Pyme crece y se transforma en mediana empresa, y después en gran empresa, en ese camino le habrá dado oportunidades a más y más argentinos".

Comentarios