Opinión
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Macri & Lifschitz

No hay improvisación en la puja política entre el presidente y el gobernador. Entre ellos hay muchas semejanzas y, obviamente, distintas necesidades. La más notoria es que el PRO busca sumar a Santa Fe a su capital electoral.

Roberto Miguel Lifschitz (n. Rosario, Argentina; 13 de septiembre de 1955) es un ingeniero civil y político argentino perteneciente al Partido Socialista. En 2003 fue elegido intendente de la ciudad de Rosario, siendo reelegido en el cargo en 2007. En las elecciones de 2011, fue elegido senador por el departamento Rosario con el 56,36 por ciento de los votos. Actualmente es gobernador de la provincia de Santa Fe. Sus antecesores: Hermes Binner y Antonio Bonfatti, ambos del mismo partido: Socialista Popular. La administración del gobierno pertenece a un frente programático: FPCyS

Mauricio Macri (n. en Tandil; el 8 de febrero de 1959) es un ingeniero civil, empresario, dirigente deportivo y político argentino líder del PRO (Propuesta Republicana). En 2007 fue electo jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el período 2007-2011, siendo luego reelecto para el período 2011-2015. Desempeñó durante 12 años (1995-2007) el cargo de presidente del Club Atlético Boca Juniors. Por una resolución de la Inspección General de Justicia (IGJ), nuevamente y de manera temporal asumió la presidencia de la entidad deportiva, desde el 27 de febrero hasta el 1º de junio de 2008, cuando ya había asumido el cargo de jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En 2015 fue electo presidente de la Nación, tras derrotar en la instancia de balotaje al candidato del Frente Para la Victoria, Daniel Scioli

Estos dos ingenieros, contemporáneos, se corresponden con los últimos políticos a caballo de dos siglos. Están en plenitud de sus potencialidades de trabajo. No han tenido la misma formación política y, de hecho, no pertenecen a similares referencias filosóficas.

La fragua que templó a Lifschitz es la de las agrupaciones estudiantiles y, después, la administración pública en la ciudad de Rosario.

La que definió a Macri es la tarea empresarial (grandes emprendimientos familiares) y la de la dirigencia deportiva.

Ambos tienen de aliados al radicalismo, orgánicamente. Del mismo modo a la Coalición Cívica (Carrio y Javkin, respectivamente)

De todos los dirigentes con mando territorial que enfrenta Mauricio Macri como presidente, es el gobernador de la provincia de Santa Fe el único con un pasado político diferenciado. La palabra "enfrentamiento" no es casual. La coalición de gobierno que preside Macri necesita mas territorio propio y unificado. Aún no lo posee. Una vieja relación reúne, desde el 2001 (Grupo Sophia de Fundación Crecer) a María Eugenia Vidal, Schiaretti y Rodríguez Larreta. Hoy sus aliados y sus insignes espadas territoriales.

Solo Caba (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) le resulta propia. Macri viene por Santa Fe. Los números que lo alientan están en secuencia: 32/31/30 por ciento. Los votos de Lifschitz, el Midachi y Perotti son seductores.

En provincia de Santa Fe el senador Perotti, tan cuidadoso de sus actos, no define qué clase de peronismo es el suyo y Macri lo imagina cercano. Antecedentes existen. Perotti colaboró con CFK y es por el FPV que tiene su cargo.

Si el gobernador pronunciase un discurso claramente opositor, parecido al de los K, el tema estaría resuelto. Miguel no lo hace. El también creció en las encuestas.

Ambos son ingenieros, no hay improvisación aunque lo parezca, solo premeditación y cálculo. A los dos los aflige la propia tropa diciendo cosas que resultan más duras que los denuestos opositores. Ejemplo: sólo la Carrió puede acusarlo de chico rico e insensible al presidente y de inepto al jefe radical, Ernesto Sanz. La Carrió y Hebe de Bonafini son, en algunos casos, similares.

En la provincia algunos dirigentes del FPCyS tienen declaraciones indiscriminadas para con el gobierno provincial. La tropa santafesina del PRO es mansa. Los radicales apenas eso: radicales.

Ambos ingenieros, saben que la única manera de sostenerse es creciendo. La gestión es prioritaria. El 2017 los aflige. Habrá 9 diputados nacionales a renovar por Santa Fe en el año que viene. Y muchísimos concejales. Es la puerta del 2018 (constituyentes) y 2019 (gobernador).

Desde este 7 de agosto de 2016 hasta el del nuevo San Cayetano el eje será el pan y la economía a la que hace referencia el colega Maronna (en su nota del domingo 7 de agosto —San Cayetano— dice:…"mientras no haya pan y la economía no repunte, bienvenidos para el gobierno los pokémones políticos que mantienen la atención, la crítica y la indignación depositadas en los aparatos simbólicos del kirchnerismo. Al fin, la Casa Rosada necesita mantener "la grieta" para que nadie ocupe la "ancha avenida del medio" que Sergio Massa quiere volver a transitar…".

Raro país Argentina. El

FPCyS y el PRO Cambiemos se creen avenida del medio. Ni lo son ni lo serán. Que se sepa. Es Sergio Massa el límite de los ingenieros o, mejor dicho: un peronismo sin agresiones. También su Everest. En el gobierno de Macri abundan los peronistas. Es genético. El nombramiento de Juan Venesia pone a uno, claramente peruca, en la administración santafesina. No es genética. Es un súper dato. Como este: la "reunión progresista" del viernes (Stolbizer, Ciciliani, Donda y la cercanía de la Camaño) puso en estado catatónico a las misoginias partidarias. La Ley de Paridad es la revolución Siglo XXI y la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos el fin de la hipocresía empresaria. De eso se trata. Mauricio y Miguel lo saben.

Los ingenieros tienen sus propios cálculos. Con los radicales dentro la única posibilidad de gobernar tranquilos es conversando activamente con el peronismo. En eso también se parecen.

Comentarios