Economía
Viernes 27 de Mayo de 2016

Macri lanza un combo para hacer caja y pagar juicios a jubilados

Se creará una pensión universal a la vejez, para reemplazar el sistema de moratorias previsionales que aplicó el kirchnerismo

El gobierno presentará hoy un paquete de iniciativas que será elevada al Congreso, destinadas a blanquear capitales fugados, vender acciones de empresas que están en poder de la Administración Nacional de Seguridad Social y modificar aspectos del sistema previsional. Estas propuestas estarán vinculadas, probablemente en el mismo proyecto de ley, a una promesa de pago de las sentencias judiciales por reajuste de jubilaciones. En el anuncio también se incluiría una suba en el mínimo no imponible del impuesto a los bienes personales.

El presidente Mauricio Macri prevé realizar esta mañana el anuncio, que tiene como corazón el megaproyecto de "sinceramiento fiscal" y como zanahoria el pago a 300 mil jubilados que demandaron al Estado por reajuste de haberes y obtuvieron sentencia favorable de la justicia. Para los que no iniciaron demandas, habrá una oferta que contemplará el pago con quitas. De ese modo, la propuesta podría alcanzar a 2 millones de jubilados, que pasarían de cobrar 7 mil pesos mensuales a 11 mil pesos.

En simultáneo, el Ejecutivo anunciará una iniciativa para establecer una pensión universal a la vejez, equivalente a un 80 por ciento del haber mínimo. Como contrapartida de esa medida, no habrá más moratorias previsionales como las que dispusieron Néstor y Cristina kirchner y que permitieron llegar a una cobertura jubilatoria superior al 90 por ciento. En los hechos, se reemplazaría ese derecho por una suerte de asignación para un sector de la tercera edad que, de acuerdo a lo que confió un legislador oficialista "será inferior a la jubilación mínima".

El gobierno propondrá solventar el pago de las sentencias con parte de lo que recaude por el blanqueo de capitales y por la liquidación de las acciones de empresas que están en poder de la Ansés. Se desarticularía el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino, compuesto por diversos tipos de activos financieros, para conformar un Consejo para la Sustentabilidad del Sistema de reparto.

Como parte del paquete, el oficialismo buscará en el Congreso derogar la ley aprobada en el final del kirchnerismo que obliga a contar con los dos tercios de los votos de ambas cámaras para habilitar la venta de acciones que la Ansés tiene en empresas privadas.

Como parte de la puesta en escena, se va a refrendar el acuerdo entre la Nación y las provincias para la devolución del 15 por ciento de coparticipación.

El anuncio se realizará en un centro de jubilados. El objetivo final es el blanqueo de dólares. Según datos oficiales, los fondos en el exterior sin declarar superan los 212.000 millones de dólares, aunque estimaciones privadas lo ubican por encima de los 400 mil millones.

La intención es que ingresen como mínimo unos 60.000 millones de dólares y que lo recaudado por la penalidad que les aplicará (de entre 10 y 15 por ciento) permita el pago a jubilados.

Si bien los reajustes y el pago de las sentencias previsionales dependerá de cómo se vaya desarrollando el blanqueo y los fondos que ingresen, la idea oficial es que se vayan ajustando a un ritmo de 100 mil haberes por mes.

"Nuestro plan es financiar la deuda con la contribución del blanqueo", enfatizó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Lo que vamos a anunciar es una bomba fiscal y política", anticipó un legislador macrista, quien anticipó que también habrá "una moratoria impositiva y previsional". Las fuentes parlamentarias estimaron advirtieron que a futuro debe darse "un debate por una reforma previsional".

Comentarios