La ciudad
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Macri: "La droga ya no es un problema de una ciudad, se extendió por todo el país"

El presidente Mauricio Macri presentó ayer en Tecnópolis el plan del gobierno nacional para combatir el narcotráfico.

En un acto en Tecnópolis, que contó con la presencia de la intendenta Mónica Fein, el presidente Mauricio Macri presentó ayer el programa "Argentina Sin Narcotráfico". El mandatario estuvo acompañado por su gabinete, gobernadores y el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y en ese marco advirtió que este flagelo "avanzó mucho en el país, frente a la negación del problema que había por parte del Estado". Y remarcó que "la droga ya no es un problema de una región o una ciudad; se extendió por todo el país y está afectando nuestras raíces".

El plan nacional anunciado ayer contempla la "erradicación del paco con la detección de cocinas, el aumento de penas para los que venden, la recuperación de los bienes vinculados a actividades delictivas del narcotráfico, la identificación de bandas, el incremento de tecnologías con fronteras inteligentes, la conformación de un congreso federal de precursores químicos para controlar las sustancias que producen los estupefacientes y evitar casos como el vinculado con la efedrina, la transparencia en la complicada lucha contra el narcotráfico y la capacitación policial".

Asimismo, apuntaron que habrá "un mayor acercamiento y un mejoramiento en los equipos de trabajo y en las pruebas de integridad contra los que luchan contra el flagelo del narcotráfico para que no haya cooptación de agentes del Estado, porque si el Estado es parte del problema no lo puede controlar".

En el evento llevado a cabo ayer en el predio de Villa Martelli, el presidente Macri agregó que "el avance del narcotráfico en todo el país es algo que nos duele, nos preocupa, y nos ha degradado". De esa manera, el líder de Cambiemos expresó la profunda preocupación que le genera este tremendo flagelo que azota a toda la sociedad argentina.

Macri remarcó que "lamentablemente en los últimos años esta problemática avanzó mucho frente a la negación que había por parte del Estado, que no colocó el tema en la mesa para entender qué nos estaba pasando, y cómo resolverlo".

"Queda claro con todo lo que ha sucedido que esto no es un problema que tiene con la droga aquel que la consume, lo tenemos todos, porque la droga, como se verificó en nuestro país una vez más, genera un aumento exponencial del nivel de violencia en la sociedad", explicó.

Al insistir en los problemas del narcotráfico, Macri analizó que "la droga ataca el núcleo más importante que tenemos en este país, que es la familia, y capta a los chicos que terminan asesinando sin darse cuenta de lo que están haciendo". Y subrayó especialmente que "por eso la droga ya no es un problema de una región o una ciudad; se extendió por todo el país y está afectando nuestras raíces".

Además, apuntó que "corrompe a las personas y a las instituciones, y eso nos degrada, nos separa, nos paraliza, y queda claro que así no podemos cumplir con nuestro principal objetivo, que es desarrollarnos para poder reducir la pobreza".

"Eso es lo que genera el avance de estas mafias, que se relacionan con otras, y nos llevan a más pobreza y menos futuro", recalcó el jefe del Estado.

Ministerio federal. Macri ponderó que "ahora por primera vez tenemos un Ministerio de Seguridad que realmente es federal" y al desglosar el plan contra el narcotráfico precisó que se necesitan "programas de prevención", ejemplificando con los programas para la niñez, la mejora de la educación pública y los jardines de infantes en todo el país.

"Ahí es donde tenemos que ganar esta guerra y ampliar la inclusión social y laboral, campos donde tenemos mucho por hacer", enfatizó.

Macri felicitó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, autora del plan, por su presentación que "claramente expresa un trabajo coherente, serio, realizado en conjunto, en base a experiencias en el país, en la región y en el mundo".

Alrededor del presidente, sobre el estrado principal, se ubicó todo el gabinete de ministros de su gobierno; el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, quien lo precedió en la palabra; los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Gerardo Morales (Jujuy) y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; y los opositores Juan Schiaretti (Córdoba), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alberto Weretilnek (Río Negro), Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Manzur (Tucumán) y Juan Manuel Urtubey (Salta); a los que se le sumó, en la primera fila del auditorio, el titular del Frente Renovador, el diputado Sergio Massa.

También en la platea siguió de cerca la presentación del plan la intendenta de Rosario, Mónica Fein, junto a la diputada nacional socialista Alicia Ciciliani.

Sin color político

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, calificó al plan como "un paso fundamental para reunir al oficialismo y la oposición en una pelea contra la droga que no tiene color partidario. Los chicos que mueren por la droga no son afiliados de un partido político o de otro, son argentinos que mueren producto del delito y de las adicciones".

Comentarios