Mauricio Macri
Lunes 25 de Julio de 2016

Macri: "Es posible que se hayan cometido errores en el reordenamiento"

También salió al cruce de las quejas de Marcelo Tinelli y cuestionó a la agrupación kirchnerista Justicia Legítima

El presidente Mauricio Macri admitió ayer que "es posible que se hayan cometido errores" en la forma en que su gobierno dispuso un reordenamiento tarifario. Al respecto, volvió a deslindar responsabilidades del ministro de Energía y Minería nacional, Juan José Aranguren, resaltando que, en términos generales, prefiere que sus funcionarios "se equivoquen haciendo diez cosas a la vez que no haciendo nada por temor a equivocarse".

"¿Hablamos de energía? Hablemos. ¿Quiero un cambio cultural en el consumo de energía? Sí. ¿Era necesario salir de la lógica perversa de que la energía es barata y se puede consumir sin límites? Sí. Pero hay algo más grave que todo eso: ¡no tenemos energía!", expresó el primer mandatario.

En ese sentido, aseveró que "la producción del país es insuficiente y, lo que es peor, también la estructura para la importación". Y agregó: "El gobierno anterior hizo una estructura pequeña para la importación para salir del paso".

"Si el consumo domiciliario se disparara, la única salida que tendremos es el corte de energía a la industria. Y, entonces, tendríamos fábricas paradas, empleados suspendidos y la economía produciendo menos. No es una solución lógica para un país que aspira a reactivar su economía", reseñó Macri.

Fue entonces cuando graficó: "La Argentina era un avión que se venía a pique y al que, encima, le habían destruido el instrumental. Estamos estabilizando la nave en medio de la oscuridad".

Asimismo, manifestó que "el kirchnerismo se fue, pero la (agrupación) Justicia Legítima sigue ahí y tiene magistrados y fiscales en todos lados que obstruyen la política (como ocurrió con las tarifas), o que creen en la abolición del Código Penal, por razones ideológicas".

En otro orden, Macri consideró "increíble" que Marcelo Tinelli "se ofenda porque lo critican 30 mil tuiteros", ya que debería enmarcarlo en una respuesta de quienes "simpatizan con el gobierno" y, por añadidura, rechazan la sátira que se hace en su programa de televisión.

"El decidió satirizarme y recibió 150 mil tuits de crítica. Investigamos el tema. No hubo trolls ni el gobierno tuvo nada que ver. Sí hubo 30 mil tuiteros que lo criticaron. ¿Cómo no va a haber 30 mil tuiteros que simpatizan con el gobierno si esta gestión es producto, en gran medida, de las redes sociales? Es increíble que se ofenda", señaló el presidente.

El jefe del Estado resaltó que el influyente conductor televisivo y empresario lo "satiriza de mala manera frente a tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30 mil tuiteros".

Macri enfatizó, por otra parte, que "no es cierto que falte coordinación en el gabinete o que haya fracasado la idea de dividir el viejo Ministerio de Economía", en respuesta a cómo es la sintonía entre Federico Sturzenegger y Alfonso Prat Gay.

"Antes de asumir, pensé mucho en ellos dos. Uno debía ir al Banco Central y el otro a Hacienda. Los dos sabían que el que fuera al Central tendría asegurado el respeto a su independencia. A veces, le pregunto a Sturzenegger si no sería conveniente una tasa más baja. El me dice que no en este momento, y lo respeto. Los ministros de Economía creen menos en la independencia del Central. Siempre fue así, pero debo dar el ejemplo: la institucionalidad comienza por separar la amistad de la función que un amigo cumple en el Estado", se explayó.

De inmediato, el presidente afirmó: "Aquí, en esta oficina, decido la estrategia. Yo dije que del cepo al dólar había que salir inmediatamente después de asumir y, entonces, me criticaron hasta mis amigos. Salimos muy bien".

"Yo dije que había que arreglar cuanto antes con los holdouts. Una vez lo bajé de un avión en Nueva York a Luis Caputo (secretario de Finanzas) y le ordené que no volviera al país sin el acuerdo en la mano. Fue así, y salimos bien. Yo dije que no podíamos vivir como país ni un minuto más consumiendo energía gratis, y ahí estamos", agregó Macri.

El mandatario aseguró, en tanto, que "el déficit fiscal bajará en 2016 al 4,8 por ciento" y se mostró moderado al momento de referirse a las proyecciones de crecimiento para el año próximo.

"Le dije a Prat Gay que firmemos un crecimiento del 3,5 por ciento. Con eso me conformo", apuntó. Y dijo que se fijó como objetivos "dos cosas: una Justicia laboral más equitativa, no tan volcada a encontrarle siempre la razón a una parte y que el peronismo se muestre racional, más comprometido con políticas permanentes de Estado".

Sobre la aparente tendencia del gremialismo a endurecer el discurso, Macri opinó que es "una necesidad en la política, y en gran parte del periodismo, de gritar y criticar para que la gente los tenga en cuenta".

Acerca de su relación con el Papa Francisco, contó que el último contacto que tuvieron "fue una conversación muy cordial y sincera" mantenida desde Bruselas (Bélgica), en la que le agradeció sus palabras expresadas en una nota periodística.

Comentarios