Economía
Viernes 24 de Junio de 2016

"Macri enderezó una nave que se iba a pique, como Venezuela"

Luciano Laspina. Diputado nacional por Cambiemos. Asumió la banca en 2014 tras la renuncia de Miguel Del Sel. Licenciado en Economía de la Universidad Nacional de Rosario y Master en Economía de la Universidad del Cema. Fue economista-jefe del Banco Ciudad de Buenos Aires. Ex rector de Gerenciamiento Bancario en la Escuela de Negocios.

Luciano Laspina es el diputado nacional de Cambiemos que tiene a su cargo una de las comisiones clave para los tiempos que corren: la de Presupuesto y Hacienda. Economista, pero también conocedor de las arenas de la política, no duda en afirmar que las acciones desarrolladas por el gobierno hasta aquí "han enderezado una nave que se iba a pique, en camino a ser Venezuela".

En una entrevista con LaCapital, el ex director del Banco Ciudad de Buenos Aires explica la importancia de los proyectos aprobados ayer en la Cámara Baja, niega que el gobierno esté pensando en subir la edad jubilatoria y confirma que en agosto se avanzará en la modificación de las escalas por el impuesto a las Ganancias.

—Han sido bastante fructíferas para el gobierno estas últimas sesiones.

—Se han aprobado iniciativas que van en dirección a la lucha contra la corrupción, como la ley del arrepentido, la extinción de dominio para recuperar los bienes malhabidos por corrupción, narcotráfico y otros delitos. En ese sentido hubo un acompañamiento amplio, como se vio en el permiso para allanar el domicilio de Julio De Vido, que tiene que ver con una demanda muy fuerte de parte de la sociedad en materia de transparencia y lucha contra la corrupción. Nosotros veníamos empujando estas leyes y ahora es el momento oportuno para avanzar. Estamos contentos por los pasos que se van dando.

—La aprobación de la ley de decomiso a los bienes del narcotráfico tiene importancia directa en la provincia de Santa Fe. ¿Cómo impacta la norma?

—Es una ley de alcance nacional. Lo que permite la ley es que cuando hay una presunción de delito a partir de iniciada una causa penal, por sede civil se puede proceder a iniciar un juicio en el cual el imputado debe probar por sede penal el origen lícito de los bienes que tiene. Si el origen de los bienes no puede ser probado en cuanto a un origen lícito, o se demuestra que provienen de actividades ilícitas emparentadas a la causa penal que se tramita en paralelo, se procede a apropiarse de los bienes del imputado. Eso permite poder disponer de los bienes.

—¿A partir de esta nueva ley qué pasaría, por ejemplo, con los bolsos llenos de dólares de López?

—Irían al Estado nacional, y podrían ser utilizados como fuentes de financiamiento para realizar obras, por ejemplo. Hasta ahora quedaba en un limbo el decomiso del dinero porque no podía ser utilizado para una cuestión específica hasta que haya sentencia definitiva en sede penal, y eso ocurre diez o quince años después.

—¿Cómo evalúa desde su lugar de presidente de la comisión de Presupuesto las medidas que tomó el gobierno?

—Por mi comisión pasaron muchos de los proyectos que intentaron poner contención a un primer semestre muy duro en materia económica. Heredamos una economía que iba en picada a ser Venezuela y que el presidente Macri pudo evitar. Por acá pasó la devolución del IVA, la ley de reparación histórica a los jubilados. Y vienen por delante un montón de leyes que van camino a dar una mano a la situación impositiva de las pymes. La semana que viene trataremos la ley pymes y autopartes, la de primer empleo. Son medidas muy fuertes, algunas de las cuales hace años esperaban en los cajones de los diputados. Cumplir con la ley para los jubilados y bajarles impuestos a las pymes nunca se había hecho. Por suerte pasaron por mi comisión.

—¿Y cuándo van a tratar las nuevas escalas del impuesto a las Ganancias? Allí se mantienen algunas injusticias...

—Sí. El presidente prometió revisar las escalas del impuesto a las Ganancias y pensamos debatirlo en el segundo semestre. En agosto estaremos debatiendo, probablemente, los proyectos de modificación en las escalas de Ganancias. El presidente decretó una suba muy fuerte del mínimo no imponible que dejó al 90 por ciento de los trabajadores registrados fuera del alcance del impuesto, pero creemos que eso no alcanza. Es necesario revisar las escalas porque siguen siendo muy poco progresivas, y eso es lo que vamos a hacer. Esto tendrá aplicabilidad en 2017, tal cual lo dijo Macri.

—El gobierno muestra prioridad en bajar la inflación. ¿No hay riesgos de que esto se produzca en un marco de recesión?

—Lo primero que evitamos es una crisis. Argentina salió de estos procesos de transiciones políticas desordenadas con medidas tomadas para que le estallen al gobierno que viene. Los propios equipos del Frente para la Victoria hablaban de las correcciones que había que hacer. Nosotros evitamos una crisis y resolvimos problemas. Recuerde que cuando levantamos el cepo cambiario se hablaba del riesgo de que el dólar se vaya a 20 ó 30 pesos, y hoy el problema es que se está cayendo por debajo del 14 por ciento. Y eso resta competitividad a nuestras industrias. Hay que tener conciencia de lo que se evitó. Ahora que estabilizamos la nave que iba a pique y camino a ser Venezuela, vamos hacia una normalización.

¿Y este camino "de normalización" qué incluye?

—Por una lado la reducción de las tasas de interés, luego de haber tenido que sostenerlas para contener la inflación y evitar disparada del dólar, y por el otro la expansión de la obra pública. El empleo en la construcción fue uno de los más afectados por el freno a la obra pública, pero ahora estamos a punto de ejecutar el plan de infraestructura más ambicioso de las últimas décadas. Argentina recuperó el crédito para realizar estas obras, y lo hacemos con criterio federal, sin distinguir colores partidarios. El ministro Dietrich me contó sobre el Metrobús en Rosario y Santa Fe y muchas otras obras que se van a hacer en nuestra provincia, todas financiadas por el gobierno nacional. Todo eso va a ir normalizando la economía y generando empleo. Desde el lado privado hubo una recomposición salarial de la mano de las paritarias. Lo que recuperó la Argentina es la confianza, y eso se traducirá en empleos para la gente.

—¿El gobierno está pensando en subir la edad jubilatoria?

—No. Lo que se hizo fue, por el contrario, generar más derechos para los jubilados, poniendo la pensión universal para la vejez a los 65 años para el hombre y la mujer. Hoy hay una pensión que se daba a los 70 años y por el 70 por ciento de la jubilación mínima. Nosotros la pusimos a los 65 años y por el 80 por ciento de la mínima. Por eso los pensionados por vejez van a pasar a cobrar más que lo que cobraban antes, no menos. Eso generó una confusión con el tema de la edad jubilatoria, el proyecto no cambió eso.

—¿Hay muchos problemas para garantizar la sustentabilidad del sistema previsional?

—Por el abuso de algunos mecanismos de moratoria, entre otras cuestiones, se generó un mayor déficit previsional y a partir de eso hay que hacerlo sustentable.

—¿Cuál es su mirada sobre la realidad del PRO en Santa Fe? Los radicales parecen estar a veces cerca y a veces lejos de ir a hacia la conformación de Cambiemos...

—Es un escenario típico de reacomodamientos políticos después de un proceso duro para el PRO como fue la derrota de Del Sel y que hoy Miguel esté cumpliendo funciones como embajador en Panamá. A nivel nacional tenemos una alianza con el radicalismo, que es mucho más que parlamentaria, que permitió ganar la Presidencia de la Nación, y ese esquema debe reacomodarse a la situaciones internas santafesinas, donde el radicalismo históricamente hizo alianzas con el Partido Socialista. Yo confío que vamos a estar todos unidos para consolidar un frente que permita obtener en 2017 una mayoría que necesitamos para impulsar las políticas del gobierno nacional.

—¿Tiene reemplazo Del Sel como candidato del PRO? Muchos lo critican pero nadie parece poder juntar los votos que él cosechó, casi 600 mil...

—Desde el punto de lo que él genera con el cariño de la gente, obviamente que es irreemplazable. Y no conozco cuál es su decisión personal en el futuro inmediato para volver a la política activa en Santa Fe, o a nivel nacional.

—¿Puede ser candidato a diputado nacional?

—No lo hablé con él, pero fue el primero que se jugó cuando Macri era visto con muchos prejuicios en el interior del país. Del Sel va a ayudar desde el lugar que el presidente Macri le pida.

Comentarios