Información Gral
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Macri anuncia un plan de salud para 15 millones de personas y paga a las obras sociales

El presidente presentó la Cobertura Universal de Salud, y anticipó que saldará una deuda de 2.704 millones con las obras sociales gremiales.

El presidente Mauricio Macri anunció ayer la Cobertura Universal de Salud, que beneficiará a 15 millones de personas, y adelantó que se saldará una "deuda histórica" de 2.704 millones de pesos que el Estado mantiene con las obras sociales sindicales, por los tratamientos médicos de alto costo que debe solventar el sector público y que ya fueron brindados.

La Cobertura Universal proveerá a cada paciente del sistema público una credencial, ficha médica, historia clínica, descuento en los medicamentos y el "acceso a los servicios de calidad que necesitan".

El ministro de Salud, Jorge Lemus, amplió que "la Cobertura Universal forma parte de las 12 estrategias en salud que tenemos en el Plan Nacional y va a permitir una relación de vasos comunicantes entre los subsectores de la salud argentina que, como dijo el presidente, están muy fracturados".

"Este sistema tratará de dar cobertura a aquellos que no tienen cobertura en salud y que sea integral, no ir a una hospital y atenderse, sino poder estar nominalizado, tener una tarjeta, una historia clínica única. Y todo eso va a permitir la medicina preventiva y la promoción y protección de la salud, que no estaba prevista para esta población vulnerable", sintetizó el ministro.

El anuncio fue realizado por la tarde en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, con la presencia del gabinete de ministros y representantes de gremios industriales y de servicios como Gerónimo "Momo" Venegas (Uatre), Gerardo Martínez (Uocra), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias) y Andrés Rodríguez (Estatales), entre otros.

Respecto al pago de la deuda con las obras sociales, el proyecto prevé repartir un "fondo de casi 30 mil millones de pesos acumulado desde hace años en el Banco Nación, sin repartirse entre las obras sociales que debían recibirlo", precisó un explicativo difundido por la Secretaría de Comunicación Pública.

Esos 30 mil millones serán destinados de la siguiente forma: 8 mil para los hospitales públicos; 2.704 para el pago de la deuda a las obras sociales sindicales; y 4.500 para el Fondo de Emergencia y Asistencia a las obras sociales para circunstancias extraordinarias como epidemias, campañas y la construcción de centro de salud.

Los 14 mil millones restantes serán colocados en bonos del Tesoro Nacional, cuyos intereses serán integrados al Fondo Solidario de Redistribución, que recibe el 15 por ciento de los aportes a las obras sociales para la atención de empleados con bajos ingresos o tratamientos de alta complejidad, entre otras responsabilidades.

"El tema es central -definió el presidente al efectuar el anuncio- porque es fundamental en la vida de las personas, sean argentinos o habitantes de otras partes del mundo, pero acá estamos para resolver el tema de los argentinos, y para eso estamos comprometidos definitivamente para mejorar nuestro sistema de salud".

"La Argentina no tiene un problema de carencia de recursos humanos en el sector de la salud, y tampoco en muchos casos de equipamiento, pero sí tenemos un severo problema de organización que podríamos llamar inequitativo, fracturado y que no dialoga entre los tres sectores principales: sistema público, obras sociales y prepagas", agregó Macri.

Hospitales públicos. Otra de las "decisiones centrales" que tomó el gobierno en materia de salud, según evaluó el presidente en la presentación, tiene que ver con los hospitales públicos, que atienden a beneficiarios de obras sociales sin cobrar por sus servicios.

"Para revertir esta situación -prometió- a partir de ahora las prestaciones que los hospitales públicos den a beneficiarios de obras sociales se van a pagar, después de un período de adaptación, en menos de 30 días".

Otro cambio, muy solicitado por las obras sociales, tienen que ver con la manera de financiar la atención a las personas con discapacidad. "En lugar de ser pagado por la obras sociales para esperar después el reintegro del Ministerio de Salud, lo que generaba demoras y gastos administrativos, el ministerio está creando un programa, llamado Integración, para pagar directamente a través del Fondo Solidario de Redistribución (FSR) las prestaciones médicas de las personas con discapacidad, liberando a las obras sociales y haciendo más sencillo el proceso", sostuvo Macri.

"También vamos a readecuar la manera en la que se distribuyen los recursos del Fondo Solidario de Redistribución para hacerlo más equitativo para los afiliados de las obras sociales que tienen un menor salario promedio", agregó.

Todo este paquete de medidas se complementará en el proyecto de ley enviado al Congreso, que prevé la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías, que estudiará los medicamentos, productos, técnicas y procedimientos del sector. También será responsable de establecer las técnicas sanitarias que tendrán carácter vinculante con la justicia, lo que va a ayudar a bajar la judicialización del sistema.

"Estas medidas nos permiten saldar las deudas del pasado y empezar a caminar, de la mano de las obras sociales y los gobiernos provinciales, hacia el sistema de salud que queremos. Un sistema de salud que permita a las familias argentinas vivir mejor y estar tranquilas de que recibirán la ayuda que necesitan", concluyó Macri.

Comentarios