Economía
Martes 25 de Octubre de 2016

Macri anticipa nuevos aumentos de energía

Las distribuidoras de electricidad que operan en el Gran Buenos Aires llevarán pedidos de suba del 74 por ciento a la audiencia pública.

Mientras las empresas bonaerenses distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur adelantaron que plantearán al gobierno un aumento de tarifas de hasta el 74 por ciento para el 2017 en la audiencia pública del viernes, el presidente Mauricio Macri también anticipó su postura y justificó el pedido, al afirmar que se necesitan inversiones porque la Argentina "no tiene la suficiente energía para crecer y acompañar todos los proyectos que están viniendo a radicarse".

Las empresas eléctricas bonaerenses deberán presentar sus planes quinquenales de inversión a mediano y largo plazo para mejorar el servicio. "Vamos a explicar lo que se está haciendo, lo que vamos a invertir para volver a tener suministro seguro, que no nos afecte si hace calor o hace frío y nos quedemos sin luz, sin gas", expresó Macri.

"Ahora hemos comenzado con energía tradicional, con renovables, a desarrollar todo el sistema y también tenemos que hacerlo en distribución y transporte para que todos los argentinos tengan certeza que la luz no se le va a cortar", concluyó el presidente.

Los incrementos a los hogares podrían ir del 17,9 por ciento para los que más ahorren hasta el 73,9 por ciento para las viviendas de mayor consumo. El pedido de incremento de entre 30,5 por ciento y 31 por ciento promedio por encima del alza otorgado por el ministerio de Energía y Minería para este año será expresado por las eléctricas el viernes en la audiencia pública del sector, en el marco de la revisión integral de tarifas (RTI).

En esa audiencia, en la que también participarán funcionarios de gobierno, consumidores, proveedores de las empresas eléctricas, entre otros, se definirán las principales variables del servicio para los próximos cinco años.

Grito en el cielo. El aumento que pedirán las empresas distribuidoras de energía eléctrica Edenor y Edesur para 2017 es "exagerado" y "un castigo" a los usuarios, criticaron ayer entidades de consumidores.

"El incremento pretendido es exagerado, sobre todo si se tiene en cuenta la pésima calidad del servicio", criticó el representante legal de la asociación Consumidores Libres, Héctor Polino, quien fustigó: "Las empresas pretenden que las inversiones las financien los usuarios".

"En vez de efectuar las inversiones las compañías y luego recuperarlas a través de las tarifas que abonan los usuarios, quieren actuar al revés. Agregar un aumento es un verdadero castigo a los usuarios y un premio a dos empresas reiteradamente incumplidoras", cuestionó Polino, quien aclaró que "la responsabilidad de la calidad del servicio siempre es del Estado".

Al referirse a la realización de la audiencia pública del viernes, subrayó: "Espero que el Gobierno pueda escuchar la opinión de los usuarios que están cansados de la mala calidad del servicio".

Por su parte, el abogado de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), Osvaldo Riopedre, consideró: "Si lo hablamos en términos absolutos, esos aumentos son una barbaridad". Y fustigó: "Siempre se habla de aumentos, pero no de inversiones".

Comentarios