Escenario
Viernes 13 de Mayo de 2016

"Mabel", el arrebatador encanto del melodrama

Mabel Salerno presenta hoy en Plataforma Lavardén su unipersonal sobre los desbordes y contradicciones del amor.

"Ella vive en su mundo de canciones que le permiten vivir su propia cursilería y su brutal ironía sobre los cuentos de hadas. En resumen, ¿se entrega al amor de un hombre o sigue siendo libre como las olas del mar?". Ese es el dilema que enfrenta la protagonista de "Mabel, una historia musical", que se presenta hoy a las 21 en el Espacio Subsuelo de Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza). La actriz Mabel Salerno es la responsable de este unipersonal, escrito por Santiago Loza a partir de una idea suya y con la dirección de Carlos Casella.

"Me dieron ganas de contar una historia con el personaje que compongo en Mabel y los Inmaculados", recordó Salerno, integrante, además, de la banda infantil Papando Moscas. "Quería no solo cantar sino indagar a la actriz, sino que se trataba también de un deseo de atravesar la experiencia de estar sola en escena", recordó. "En ese punto se me apareció un artículo en una revista que me causó mucha gracia que se llamaba «¿Cuánto dura el amor?», y decía así: un mosquito dura un día, una rosa tres días, un gato trece, el amor tres. Podríamos decir que ese fue el germen de la obra, porque creo que es una pregunta que nos hacemos todos en algún momento".

Pero no es cuestión solo de sufrir. Al contrario, Salerno eligió el humor y la ironía para combatir las turbulencias del amor. "En esta obra el humor es muy sutil y la característica del personaje es que es una obsesionada del amor, pero cuando lo tiene, entra en contradicción, en una encrucijada, preguntas que no calla, entre tener una vida compartida o pensar que a la soledad no se la termina de apreciar hasta que se la está por perder del todo. En resumen ¿se entrega al amor de un hombre o sigue siendo libre como las olas del mar? Ella vive en su mundo de canciones que le permiten vivir su cursilería y su brutal ironía sobre los cuentos de hadas".

Ese combo de arrebato y sensación de jet lag que deja el amor, Salerno la acompaña con música para matizar las consecuencias de los aterrizajes forzosos. Y su repertorio es muy ecléctico. "La elección de las canciones es un arduo trabajo, tienen que emocionarme en principio, y gustarme musicalmente. En particular para este trabajo puse especial atención en sean íntimas, muy románticas y sobre todo que puedan ayudar a contar la contradicción y el desborde del personaje, y lo hago con canciones de Lola Flores, de Rafaella Carrá o de Walt Disney, entre otras".

Comentarios