Edición Impresa
Viernes 11 de Noviembre de 2011

Más y mejor permanencia de los chicos en la escuela

Afirman que en Santa Fe el beneficio “está generando buenas respuestas”. El desafío es la secundaria

A dos años de la Asignación Universal por Hijo (AUH), no sólo hay más chicos en las aulas argentinas, sino más permanencia y acceso a más recreación y nuevos consumos culturales. Estas son algunas de las principales conclusiones de un estudio encarado por seis universidades nacionales, y por pedido del Ministerio de Educación de la Nación. En Santa Fe, según señaló a  La Capital, la directora provincial de Planeamiento y Estadística Educativa, Patricia Cosolito, a la AUH “está generando buenas respuestas en la escuela”. También dijo que hay más alumnos en la secundaria, pero persisten viejos problemas del nivel como la repitencia y el abandono.

“Entre 130 mil y 140 mil chicos más en las escuelas no es todo lo que consiguió la AUH. El estudio reveló ahora que los que estaban en la escuela van más y están mejor”, dijo el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, al presentar esta semana los resultados del análisis y evaluación de los aspectos educativos de la AUH. El trabajo alcanzó a siete provincias: Córdoba, San Juan, Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Buenos Aires y Santa Cruz.

Sin embargo, los datos reunidos en este informe son similares a lo que pasa en Santa Fe. Consultado el Ministerio de Educación provincial sobre los efectos de la AUH en las aulas santafesinas, la directora de Planeamiento y Estadística Educativa, Patricia Cosolito, indicó que “hay un leve aumento (de la matrícula), que no es no más ni menos que lo que ocurre a nivel nacional. Es la tendencia general”.

Recordó que “los indicadores educativos son muy duros”, y por tanto “los resultados educativos no son tan visibles de un día para otro”. E insistió que “tendencia es similar a lo que pasa en el país”, a nivel cuantitativo.

Aumento significativo. Para Cosolito, “el aumento más significativo en la provincia se dio en 2009 y en el nivel secundario, cuando se crearon gran cantidad de escuelas secundarias, que hubo un 5 por ciento más de estudiantes en el nivel”. Es real también que “la AUH, en líneas generales, está generando buenas respuestas”, “son resultados lentos que se podrán evaluar en unos años”, agregó.

También indicó que en lo que respecta a la escuela primaria “no muchos márgenes para mostrar ya que siempre hubo una cobertura importante, de un 98 por ciento”. “Lo que sí puede pasar —analizó— es que haya una mayor permanencia de los chicos en la escuela, que falten menos y sea mayor la retención”.

Cosolito destacó el sistema nominal para reunir información con el que cuenta Santa Fe desde 2010, para todos los niveles y modalidades del sistema, donde se hace un seguimiento de los alumnos, registrados con nombre y apellido y DNI. “Es único y muy interesante porque nos va a permitir tener de aquí a unos años una radiografía más exhaustiva de la movilidad de los chicos en el sistema educativo. Es un seguimiento personalizado y que servirá mucho a futuro”, explicó.

Citó como ejemplo indicadores que interesan revertir “como la repitencia y abandono sobre todo en la secundaria”. “El país tiene un problema serio —dijo— con este nivel, donde el egreso alcanza a un 60 %. Es muy bajo y nosotros no somos la excepción. Hay un 40 % de chicos que arranca y no termina, que se van. Algunos a la educación de adultos y otros del sistema. La idea es seguir, a través de este sistema nominal, qué pasó con ese chico, para saber cuáles son las debilidades del sistema y aportar con políticas educativas específicas o programas”, precisó la funcionaria.

Para Sileoni, el estudio realizado por las Universidades demuestra que la AUH tiene un impacto que no es sólo cuantitativo, sino de mejor revalorización de la escuela pública. “El vínculo de los chicos provenientes de sectores pobres con la escuela era distante, inestable, descontinuado, y lo que ha ocurrido a partir de la vigencia de la AUH es un presentismo y una mayor constancia”, destacó el ministro, y agregó que “hoy el corazón de la escuela vuelve a ser el aula” y no el comedor como ocurrió en la década de los 90.

Y  expresó que la AUH “pertenece al orden de las medidas que no tienen vuelta atrás, que viene a quedarse para siempre y es imposible que sea desmontada”.

Comentarios