Edición Impresa
Viernes 05 de Noviembre de 2010

Más jardines para los chicos de 4 años

Más jardines para atender a los niños de 4 años, mayor profundización en la reforma del secundario y la promesa de volver a discutir salarios docentes (enseñanza obligatoria y universitarios) "antes de fin de año o principio del que viene", son algunas de las medidas principales que el ministro Sileoni anticipa tendrán lugar en la agenda educativa de 2011. Ratificó así el rumbo de la política educativa nacional emprendida en 2003.

"La presidenta nos insta a todos a trabajar nuevamente con mucha fuerza, es un ejemplo de coraje y entereza", contó Sileoni al referirse al pedido que les hiciera la primera mandataria luego de la muerte de su esposo. "Y estamos haciendo eso: planeando lo que queda del año y el que viene", agregó. Enseguida adelantó que para 2011 el desafío mayor está puesto en avanzar en "el mejoramiento de la educación secundaria", en particular —destacó— "en seguir trabajando para la inclusión de más chicos".

Pero la novedad es la promesa de enfocarse "con bastante énfasis en los chicos de sala de 4 años, con mayor inversión y construcción de jardines". "Si bien —agregó— la educación de 4 años no es obligatoria por ley (empieza con el nivel inicial desde los 5 años), igual queremos dar un salto muy importante en ese sentido: el Estado tiene que tener, de alguna manera, la obligación de garantizar la oferta pública donde se la requiera".

También hizo mención al proceso de paritarias iniciado con el sector docente: "A fin de año o principio del año que viene vamos a volver a discutir salarios con los docentes de la educación obligatoria y los universitarios". Y, en otro orden, adelantó que para 2011 se destinarán unos 500 millones de pesos en infraestructura escolar, en particular para refacción de escuelas.

Sileoni no pasó por alto el impacto sustancial que tuvo la Asignación Universal por Hijo (AUH) —el beneficio cumplió un año la semana pasada— en la escolaridad y salud de los chicos. "Sigue su curso y tiene plena vigencia", dijo, para destacar: "Hemos sentido su impacto en las escuelas, sobre todo en las secundarias de los sectores más vulnerables. Hay que saber que una cantidad de problemas educativos se resuelven fuera de la escuela. Bueno, la AUH no es una medida educativa, pero tiene impacto en la escuela".

Al referirse al trabajo en lo que queda del año, y en proyección al próximo, mencionó que en esos planes figuran, entre otras medidas, sostener el financiamiento educativo (supera el 6 por ciento del PBI previsto en la ley), el mejoramiento de la educación técnica y continuar con la distribución de libros (hay 4 millones en imprenta para entregar a las bibliotecas de todas las escuelas de nivel inicial y primaria, más uno para cada uno de los alumnos de la secundaria).También seguir con la entrega de netbooks y con el programa de infraestructura universitaria.

 

Comentarios