Edición Impresa
Sábado 13 de Marzo de 2010

Más arte y deportes para los chicos del Irar

El Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario (Irar) sumó nuevos talleres de arte, música, realización audiovisual, ajedrez y educación física. Los jóvenes realizan estas actividades con talleristas de la institución, que depende de la Dirección Provincial de Justicia Penal Juvenil del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. También son asistidos por docentes de escuelas primarias.

El Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario (Irar) sumó nuevos talleres de arte, música, realización audiovisual, ajedrez y educación física. Los jóvenes realizan estas actividades con talleristas de la institución, que depende de la Dirección Provincial de Justicia Penal Juvenil del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. También son asistidos por docentes de escuelas primarias.

Las nuevas actividades —en marcha desde el 1º de febrero pasado— se agregan a los talleres que ya venían funcionando y a los emprendimientos, como el horno de barro y el parrillero que fueron construidos por los jóvenes alojados.

Desde la Dirección de Justicia Penal Juvenil de Santa Fe se destaca que las "actividades que se realizan son de fundamental importancia para construir convivencia y brindar pautas de orden y reglas de vida". Los nuevos talleres son gestionados a través de la Subsecretaría de Asuntos Penales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y están habilitados para todos los jóvenes del instituto, "con lo cual se amplía la agenda cultural y recreativa del Irar para 2010".

"Esta modalidad de trabajo aspira a consolidar la planificación y la coordinación de todos aquellos ciclos, talleres, clínicas y demás actividades tendientes a minimizar los daños que generan los contextos de encierro y a contribuir a su democratización mediante la apertura de estos espacios a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales", agregan.

Dentro del instituto de rehabilitación se imparte educación formal y no formal. En la modalidad formal, funciona un establecimiento primario, y dentro de la modalidad no formal se desarrollan los talleres, entre ellos uno cargo de un profesor que les enseña a los adolescentes electricidad.

El Irar —ubicado en Saavedra y Cullen— es un instituto de detención de régimen cerrado donde se encuentran alojados jóvenes entre 16 y 18 años.

Derecho a aprender

A su vez la supervisora de educación de adultos, Raquel De la Fuente, que tiene a su cargo el seguimiento del trabajo educativo en el Irar, indica que la meta principal que desarrollan es “garantizar que todos los jóvenes estén en ritmo de aprendizaje”. Esta meta la planeta para que cuando salgan “estén en condiciones de ingresar a la escuela”.

De la Fuente recuerda que “muchos de estos jóvenes al momento de ingresar al Irar estaban fuera de la escuela”, por eso ve como una tarea principal ofrecerles “la oportunidad y derecho al aprendizaje”.



Comentarios