El Mundo
Jueves 12 de Enero de 2017

Lula reitera que podría volver a ser candidato presidencial en 2018

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva volvió a considerar hoy una nueva candidatura para las elecciones de 2018, pese a que debe enfrentar pronto varios procesos por acusaciones de corrupción. "Prepárense, porque si es necesario seré candidato otra vez; no para disputar, sino para ganar y recuperar la autoestima de este país, la economía, la credibilidad", dijo en un encuentro político en Salvador de Bahía, en el noroeste de Brasil, organizado por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST). Lula también aseguró que pretende recorrer el país para recuperar la imagen del Partido de los Trabajadores (PT) y negó una vez más las acusaciones de corrupción que pesan contra él.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva volvió a considerar hoy una nueva candidatura para las elecciones de 2018, pese a que debe enfrentar pronto varios procesos por acusaciones de corrupción. "Prepárense, porque si es necesario seré candidato otra vez; no para disputar, sino para ganar y recuperar la autoestima de este país, la economía, la credibilidad", dijo en un encuentro político en Salvador de Bahía, en el noroeste de Brasil, organizado por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST). Lula también aseguró que pretende recorrer el país para recuperar la imagen del Partido de los Trabajadores (PT) y negó una vez más las acusaciones de corrupción que pesan contra él.

El ex presidente, ícono del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), debe responder en los próximos meses en cinco casos por acusaciones de corrupción pasiva y lavado de dinero en hechos ocurridos presuntamente durante sus dos mandatos (2003-2010). La mayoría de procesos están vinculados con el caso conocido como "Lava Jato", que investiga una trama corrupta en torno a la petrolera estatal Petrobras y que implica a decenas de políticos.

Considerado como el artífice del despegue económico brasileño durante la primera década de 2000, Lula goza aún de gran popularidad entre las clases más pobres. Su partido lo baraja desde hace tiempo para una nueva candidatura presidencial tras la destitución de su sucesora en la presidencia, Dilma Rousseff.

El propio Lula, de 71 años, ha sugerido ya que podría presentarse a los comicios, aunque no lo ha confirmado hasta ahora. El PT perdió el año pasado el poder tras 13 años. Rousseff fue destituida en agosto en un controvertido juicio político por acusaciones de que su gobierno ocultó el déficit fiscal.

El entonces vicepresidente, el conservador Michel Temer, asumió entonces la presidencia, que ejercerá hasta finales de 2018, cuando venza el segundo mandato para el que Rousseff fue reelegida en 2014.

Comentarios