Edición Impresa
Sábado 30 de Mayo de 2009

Luis Alberto Quevedo: "Se debe interesar a la comunidad"

“Estoy de acuerdo con que se discuta en las escuelas”, expresa directo el especialista en educación y medios Luis Alberto Quevedo al referirse al debate sobre el anteproyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual. Y agrega que para que el éxito de esta movida sea completo “lo más interesante es que además se interese a la comunidad educativa: padres, docentes y alumnos”.

Docente de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) y de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Quevedo indica que temas como la pluralidad de voces, el derecho al acceso a la información y el rol de lo público tranquilamente pueden ser reflexionados en las aulas del secundario.

¿Cómo evalúa los debates en torno al anteproyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual?

Creo que la propuesta que hizo el gobierno con el anteproyecto de ley tiene una pretensión que es muy buena: es la de producir distintos debates en diferentes ámbitos. Esto es de las mejores cosas que he visto. Por ejemplo, en el campo de las universidades es bastante importante e imprescindible, porque tienen mucho que aportar a estas discusiones, aunque es cierto que en las facultades se viene opinando desde hace muchos años sobre esta cuestión.

¿Es posible llevar esas discusiones a las escuelas?

En principio, pienso que el tema desborda lo que uno podría definir como un abordaje académico, en temas como la función de la comunicación en la sociedad contemporánea o el modo de producción de bienes culturales. Y si la idea es que la sociedad entienda la función estratégica de la ley, entiendo que está bien que se discuta también en el ámbito, por ejemplo, de un colegio secundario.

¿Sería complementario, por ejemplo, de temas como la formación en espíritu crítico?

Claro, e insisto que el proyecto, más allá de su aspecto legal y jurídico, tiene una dimensión que necesita que se socialice en muchos ámbitos, así que estoy de acuerdo en que se discuta en las escuelas. Hay temas que se pueden debatir con los chicos, como el de la pluralidad de voces o el derecho a la información. Otro es el rol de lo público, la comunicación en manos de las ONGs, cooperativas, universidades y Estados. Pero lo más interesante es que además se interese a la comunidad educativa, esto es a los padres, a los docentes y a los alumnos.

Comentarios