Agroclave
Jueves 16 de Junio de 2016

"Lucharon, pero no pudieron salvarlo"

"El padre y la madre del niño lucharon desesperadamente con el caimán y sufrieron cortes en las manos, pero no pudieron salvar a su hijo. Tampoco lo logró un guardavidas que estaba en las cercanías", indicaron las autoridades.

"El padre y la madre del niño lucharon desesperadamente con el caimán y sufrieron cortes en las manos, pero no pudieron salvar a su hijo. Tampoco lo logró un guardavidas que estaba en las cercanías", indicaron las autoridades.

Demings dijo que no se han registrado ataques previos de caimán en ese lugar. Algunos de los visitantes quedaron sorprendidos al saber que había reptiles en el lugar.

"Mi pregunta es, ¿por qué hay caimanes ahí?", dijo Michelle Stone, quien vive en Detroit y realiza una visita de diez días junto a sus dos hijos.

Una portavoz de Disney no devolvió de inmediato un mensaje en busca de comentarios. El jefe de policía dijo que la compañía cuenta con un sistema de manejo de vida silvestre y "ha trabajado de manera diligente para garantizar que sus huéspedes no estén expuestos a la vida silvestre de la zona".

Nick Wiley, de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida, dijo que, de acuerdo a los testigos, el animal medía entre 1,5 y 2 metros de largo.

La playa en la que ocurrió el incidente es parte del lujoso Resort Grand Floridian, al otro lado del lago del parque temático de Disney, Magic Kingdom.

Aunque Florida es el tercer estado más poblado de Estados Unidos, siguen siendo poco comunes los ataques letales de caimán. Desde 1973, sólo se han registrado 23 muertes por caimanes silvestres en la Florida, de acuerdo a datos de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de ese estado.

Ataque poco común. Funcionarios de vida silvestre de Orlando, en el estado de Florida, señalaron ayer que el ataque es algo poco común en un estado en el que se estima que la población de caimanes es de cerca de un millón de ejemplares. Pero aun así ahuyentó a los visitantes en una ciudad construida en base al turismo.

"Hemos ido a Yellowstone y visto osos grizzli, pero esto es más espeluznante", dijo John Aho, un turista de Minnesota que se quedó en el parque junto a su esposa, Kim, y su hijo de 12 años de edad, Johnny. Kim Aho dijo que su hijo quedó "un poco espantado respecto al caimán".

"El niño no se metió más de 30 ó 60 centímetros dentro del agua del lago Seven Seas, cuando ocurrió el incidente al anochecer del martes", detallaron las autoridades.

La familia de cuatro integrantes, oriunda de Nevada, estaba de vacaciones en el hotel de Disney World.

Comentarios