Central
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Los temas del Flaco Chamot

El coordinador de las divisiones inferiores de Central realizó un balance de gestión: resultados, juego, trabajo en equipo y más

El coordinador de las divisiones inferiores de Central realizó un balance de gestión: resultados, juego, trabajo en equipo y más

Fue más de una hora de charla. Café de por medio, José Antonio Chamot, el coordinador de los juveniles canallas, se prestó a la requisitoria de Ovación y habló de todos los temas: Grossi, Teglia, el cierre de zona sur, la participación en infantiles de AFA y la captación. No dejó pregunta sin contestar y nunca la tiró afuera.

Se lo notó muy contento por el logro de Central en la Copa Challenger (fue primero por suma de puntos en las seis categorías de AFA) pero no lo nublaron los resultados y sabe que tiene una responsabilidad muy grande de cara al futuro auriazul. Destacó a las 108 personas que componen su grupo de trabajo y está muy feliz con el aporte de la dirigencia auriazul, especialmente con Fabio García y Rodolfo Di Pollina.

"Estoy muy agradecido a Gustavo Grossi, ya que fue el impulsor de este proyecto y el que me dio la posibilidad de entrar. Pero como dijo Lucas Maggiolo (uno de los coordinadores), Grossi ya no está. Y ahora este es nuestro proyecto y de la gente que está trabajando en el club", declaró el Flaco marcando territorio y demostrando una personalidad que muchos desconocen por su bajo perfil mediático.

El título en la Copa Challenger

"Estoy muy feliz que Rosario Central haya ganado la tabla acumulada de inferiores de AFA de 4ª a 9ª división. No podía haber pasado de mejor manera, ya que nos encontramos con las 6 categorías dependiendo una de otra e involucrados todos. Y esta es la forma que tenemos de trabajar. Siendo un equipo para poder enriquecernos y terminar así festejando, ya que fue un año de mucho sacrificio y nos vimos recompensados con este título. Pero no hay que olvidar nunca que el objetivo es la formación y que el chico progrese. Vimos una evolución y hoy al jugador de Central no le quema la pelota en los pies. Todos se prestaron a esta forma de trabajar. Sobre todo los técnicos de inferiores, tanto de AFA como de Rosarina, que entendieron bien el mensaje. Que es encontrar el camino juntos, porque siempre el proyecto está por encima de los nombres. Hoy estoy yo pero mañana puedo no estar. Esto tiene que perdurar en el tiempo."

La importancia de Lucas Maggiolo y del Pelado Boggio

"Lucas se hizo cargo de una función administrativa que a mí me costaba hacerla. Que son las cosas que están por detrás de lo deportivo. Generar reuniones, escribir correos, la cancha, el césped, las semillas, todas las cosas que suceden diariamente. Maggiolo tuvo que soportar grandes presiones porque venía de afuera. El tendría que salir como cabeza pero tiene un perfil muy bajo y con lágrimas en los ojos disfrutó del título. Cuando uno se quiere ocupar de todo no puede. Yo entendí eso. Necesitamos tener la gente para cumplimentar ese trabajo. Por eso también lo llamé a Alberto Boggio, ya que tiene mucha capacidad y experiencia porque trabajó en varios clubes de Argentina. Tampoco me quiero olvidar de Emiliano Ocampo, que vive ajustando los últimos detalles y casi se muere esperando los resultados que nos dieron la consagración".

Un mensaje claro para su grupo de trabajo

"Nuestro mensaje siempre fue no imponer sino convencer. Hay que entender que los técnicos son la imagen de Central y no empleados. Analizamos las cosas y las ponemos sobre la mesa. Me encanta cuando hay diferencia de opiniones porque de esos debates salen grandes cosas y todos se sienten importantes. Siempre sin olvidar que el protagonista principal es el jugador de fútbol y la camiseta de Central".

La visión del nivel de juego de los pibes de Central

"Me cuesta nombrar algún destacado, ya que la figura fue siempre el equipo. En todas las divisiones. A mí me encantó la propuesta que hicieron los chicos este año, con mucha identidad. Que salieron a ganar de local y de visitante, a jugar al fútbol y no abusar del pelotazo. La intención siempre fue apelar al buen juego".

La participación de Central en las infantiles de AFA

"Casi siempre las cosas viejas chocan con las nuevas. Este año por suerte pudimos hacer esta experiencia previa a las inferiores de AFA con las categorías 2003, 2004 y 2005. Al principio nos costaba mucho porque los equipos de Buenos Aires ya tenían otra madurez. El salto de Rosarina a AFA es muy grande. Y por eso fue positivo que Central jugara por primera vez este torneo de infantiles. Al principio lo tomé con pinzas. Pero después me convencí que está muy bien. Porque hoy los chicos ya están adaptados, tienen una motivación extra y eso nos facilita el trabajo. Además los dirigentes están haciendo una gran inversión en traslados, viandas, etcétera".

La relación con Pascuttini, Teglia y Grossi

"Esto es un logro de todos. Desde el Coco Pascuttini, pasando por Daniel Teglia y también Gustavo Grossi, ya que cada uno hizo su captación y su tarea de buena forma. Y a futuro se van a ver los frutos. Hay que entender lo que hay que hacer en la ciudad deportiva. Ahí se debe formar al jugador que la gente quiere ver. Ahí se defiende algo tan frágil como el sueño de un chico y nosotros somos herramientas para poder enriquecer eso. Hay que se conscientes de que no es fácil dejar contento a todo el mundo, ya que hay chicos que quedan jugando muy poco minutos y eso no tiene que suceder. Yo siempre voy a honrar a la gente que se lo merece. Pascuttini es una gran persona y amigo, me enseñó mucho. Con Teglia tengo menos relación porque no charlamos mucho y no lo conozco bien. Y Grossi fue el que me propuso la idea de este proyecto, el que me entusiasmó por el orden y la forma de trabajo. Y más allá que sea de afuera, a mí me interesa la calidad y que haya emprolijado muchas cosas que necesitábamos tener. Hoy la ciudad deportiva es un llamador y eso es una muy buena señal. Algunos pasaron de largo y hoy quieren volver".

La pensión en la actualidad

"Hoy tenemos chicos de 8 o 9 años para arriba en la pensión. Son decisiones muy especiales que se van tomando. Hay chicos que extrañan mucho y somos los primeros que cuidamos a la persona por sobre el jugador. Trabajamos con psicólogos, nutricionistas y nos fijamos mucho en el ambiente en que viven. Los pibes están muy a gusto y en muchos casos tienen mejores condiciones que en el lugar donde viven. Siempre se corrió la voz que el que está en pensión juega. Conmigo eso no pasa. Nosotros somos muy transparentes. Hablo continuamente con los padres y les explicamos lo que el chico hace. Actualmente hay 50 pibes en la pensión y quedan algunos lugares libres para los que vienen a probarse unos días".

El cierre de la línea B de la Rosarina

"Nosotros somos Central y como tal tenemos que comportarnos. Hay una inversión en el medio. Cuando no podemos atender por espacios verdes y por recursos humanos la necesidad de 50 o 60 chicos por división es lógico que se haya sacado una línea. Porque hay muchos detalles, como los vestuarios, donde una categoría tenía que esperar que saliera la otra para entrar, la ropa, la hidratación, etc. Además cada categoría necesita un DT y un profe. Muchas veces la mitad de esos chicos no terminan jugando y genera mucho descontento. No soy de esos que acaparan jugadores. No puedo ser egoísta de tenerlos por las dudas y que sea la cuarta o la quinta opción de una división. Intento achicar el error con el consejo de los demás y me apoyo en la sabiduría de Dios".

La captación por todo el país

"Tratamos de estar en muchos lugares. Hay gente que hace muchos kilómetros en busca de nuevos talentos. Necesitaríamos un poco más de gente porque es grande la competencia. A veces Boca y River llegan antes que nosotros y en otras nosotros llegamos primero. El tema es que nosotros captamos jugadores especiales. Buscamos al jugador con características para defender la camiseta de Central, al que tiene determinación, identidad, al que deja todo desde el minuto inicial. Al jugador de Central lo quieren desde muchos equipos. La vara acá hoy está alta. En todos sus estamentos. La inversión es alta, el Chacho está haciendo un buen trabajo en primera y eso repercute en el resto".

La depuración de planteles

"Es la tarea más difícil e ingrata para mí. Evaluamos a los chicos a conciencia. Sabemos que atrás de cada libertad de acción que debemos definir quedan muchos sueños rotos de los familiares y sus padres. Es normal que se produzca un descontento. Hay padres que tienen un concepto más alto de sus hijos que el que tienen que tener. Y no saben que muchas veces uno le está haciendo un bien, ya que le da la posibilidad de ir a buscar otras opciones. Porque no quiere decir que la visión de Central sea el final de la carrera de un chico, porque puede encajar en otro club, ya sea de primera, de la B Nacional o del torneo argentino".

La constante fe en Dios

"La gloria es toda para Dios. Yo sé que soy una persona imperfecta. Que siempre trata de ser buena gente. A veces lo puedo lograr y a veces me cuesta. Pero lo miro por otro lado. Me dejo dominar por el espíritu, donde haya paz, templanza y amor. Yo me miro al espejo y sé quien soy. Y cuando no lo tengo a Dios en mi corazón y no dejo que él me guíe termino siendo un mundano más, un arrogante y un orgulloso. Dios me ha enseñado a vivir".

Comentarios