Economía
Jueves 04 de Agosto de 2016

Los tamberos regalaron leche para protestar

Rafaela fue la sede del reclamo de los productores lecheros para que el Estado intervenga y mejore el precio que les pagan

No cortaron la ruta, no quemaron gomas, no tomaron ninguna industria láctea ni forzaron la interrupción de la recolección de materia prima; tampoco se trató de un paro. Sin embargo, la manifestación de ayer en Rafaela con más de 200 productores en la ruta y 1.500 ciudadanos transeúntes, tuvo especial repercusión por su peculiar modalidad.

Pacíficamente, pero haciendo el ruido necesario como para ser escuchados por las autoridades nacionales, tamberos de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe y de la Asociación de Productores Lechero de Argentina, sirvieron chocolate caliente con alfajores y regalaron cerca de 1.500 litros de leche UAT (tetrabrik) a la ciudadanía que pasó por el lugar a solidarizarse con el reclamo.

En la ruta 34, frente a la terminal de ómnibus, los productores improvisaron en un acoplado un escenario desde donde explicaron el motivo de su protesta: "Acá estamos reunidos los dos eslabones de la cadena más perjudicados, los consumidores, que pagan $ 20 por una leche en góndola, y nosotros, a quienes nos pagan sólo $ 4", enfatizó por el altavoz Marcelo Aimaro, presidente de la Meprolsafe.

"Como representante de los pequeños productores de Federación Agraria, hace muchos años que vengo luchando por la recomposición del precio de nuestra producción, pero ahora ya es insostenible porque nos está faltando $1,50 más por litro para no perder", expresó la referente zonal Esther Faggiano. Además de la concurrencia local y regional, hubo productores de Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa, que viajaron para representar a sus respectivas cámaras y asociaciones tamberas. También estuvo presente Atilra.

Con matices, los dirigentes presentes coincidieron en señalar que la lechera es una crisis heredada por este gobierno, pero que fue agravada con medidas difíciles de contrarrestar sin una intervención directa del Estado. La eliminación de las retenciones a los granos y la devaluación multiplicaron ellos costos, sin que aumentara el valor de la leche cruda.

A esto se le suma la crisis internacional del mercado lácteo El Niño que afectó particularmente la cuenca lechera central, redujo un 50 por ciento la facturación diaria y arrasó con las pasturas y reservas de alimentos. El reclamo mayoritario de las entidades tamberas es por una ley de lechería que ordene la cadena y equilibre las rentas de cada eslabón.

El consumo de carne vacuna se derrumbó 16,3 por ciento anual en mayo en la región centro del país, integrada por provincias productoras de ganado como Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Así lo señala un informe económico realizado por la sede Rosario de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, con datos de los primeros cinco meses del presente año.

El análisis indica que el impulso de las actividades agropecuarias, que hasta marzo sostenía la actividad en la región, tuvo un traspié significativo con las intensas lluvias y las inundaciones de abril.

Otros sectores de peso en la producción y el empleo regional, como la industria automotriz, no logran recuperarse por la sostenida caída de exportaciones a Brasil.

El consumo no da señales de recuperación: las ventas de lácteos medidas en pesos constantes cayeron 15,6 por ciento anual.

Comentarios