Opinión
Miércoles 11 de Enero de 2017

Los que comen solos

De noche se notan más. Salen de los supermercados con las ahora reglamentarias bolsas ecológicas y caminan apurados, buscando en el piso un indicio de la piedra filosofal, o empiezan a llegar a los restaurantes modestos, ocupan la misma mesa que la cena anterior y levantan, cansados los ojos a un televisor que le descerraja las una y mil barbaridades del día.

De noche se notan más. Salen de los supermercados con las ahora reglamentarias bolsas ecológicas y caminan apurados, buscando en el piso un indicio de la piedra filosofal, o empiezan a llegar a los restaurantes modestos, ocupan la misma mesa que la cena anterior y levantan, cansados los ojos a un televisor que le descerraja las una y mil barbaridades del día. Los que comen solos tienen muchas cosas en común prohijadas por la soledad, y tantas otras que los diferencian, los vuelven singulares, como lo es cada quien. Un tercer grupo lo integra el que llega a la noche a su casa y se encuentra con un plato sobre la mesa porque los demás están durmiendo; pero éste es distinto a los otros dos porque, al menos, tiene la promesa de una compañía.

El que se prepara la comida se las puede dar de gourmet, regalarse preparaciones raras, puede experimentar con sabores, colores y texturas. Pero la libertad que le ofrece su condición le impone, entre otras, la obligación de cocinarse. El momento de sentarse a la mesa lo iguala al del restaurant. Aunque este último deberá resignarse a platos donde el marrón de las frituras o de las salsas se impone a verduras y legumbres. Otra cosa que los asimila es que los dos comen en silencio, apenas mudarán de pensamiento entre uno y otro bocado. No tiene por qué ser triste, y sin embargo es difícil pensar que no sea así. Uno podrá distraerse con el ruido de la vajilla de los comensales cercanos, oirá fragmentos de conversaciones, seguirá con la mirada alguien que pase caminando. El otro, el que se cocina, estará pendiente del celular, revisando correos, mientras levanta sin mirar la comida del plato, o verá una película que pasen por Netflix. Da igual. La soledad los empareja.


Comentarios

Últimas Noticias

El 24 de marzo y el 2 de Abril también se trasladan

El decreto de necesidad y urgencia número 52/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, establece un "nuevo régimen" para los feriados nacionales y días no laborables, atendiendo a "políticas públicas" relacionadas con la "educación, el fomento de la actividad productiva y el desarrollo del turismo". Como novedades principales, elimina los llamados feriados puente y establece que los que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior, y los que coincidan con los jueves y viernes al lunes siguiente. Sólo quedan como fechas inamovibles el 1º de Enero, lunes y martes de Carnaval, Viernes Santo, 1º de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre. La resolución implica que perderán su carácter de inamovibles, además del 20 de Junio, las fechas del 24 de Marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de Abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Esas dos modificaciones tampoco cayeron bien entre, por ejemplo, los organismos de derechos humanos y ex combatientes de Malvinas. "La decisión del presidente de eliminar por decreto los feriados puente y, de un mismo plumazo, correr la fecha en que el pueblo argentino condena el genocidio de la última dictadura es otro ladrillo en la pared de la impunidad que pretenden reconstruir lentamente Mauricio Macri y su equipo de Ceos", afirmó un comunicado de la delegación local de HIjos. "Este es un gobierno que necesita del silencio y el olvido", señaló la organización, por lo que dijo "no extrañarse" ante "el desprecio con que toma una fecha como el 24 de Marzo u otras históricas como el 20 de Junio". Los veteranos de guerra no se quedaron atrás. "Esto es un gran retroceso para una conquista ganada", sentenció el presidente de la Confederación de Combatientes de Malvinas, el santafesino Rubén Rada, quien confesó que "algo" semejante "ya se sospechaba". El dirigente prometió que representantes de las 23 provincias fijarán una postura común ante el 2 de Abril, ahora trasladable.