Rugby
Sábado 01 de Octubre de 2016

Los Pumas, por la heroica de siempre

Los Pumas reciben a los All Blacks, ya campeones del Rugby Championship, con el sueño de ganarles por primera vez.

Los Pumas tienen una cruzada dificilísima, casi una quimera: vencer a los All Blacks, bicampeones mundiales, cuando se enfrenten hoy a las 19 en Vélez por la quinta fecha del Rugby Championship. Los neocelandeces, quienes suman 20 puntos en el torneo, derrotaron a Argentina en la tercera fecha por 57 a 22, y en la fecha pasada se consagraron campeones por cuarta vez en cinco ediciones de este certamen. Sin embargo, para Los Pumas, no hay condimento que les quite expectativa de jugar ante el mejor equipo del mundo. Muchos menos sabiendo que nunca le ganaron. Y siempre hay una primera vez para todo. No sé sabe cuando será, pero esta tarde Los Pumas lo intentarán de nuevo.

   El conjunto albiceleste irá por su primer triunfo frente a los All Blacks en el Rugby Championship, ya que cayó en las cinco ediciones anteriores. Y presentarán tres modificaciones con respecto al equipo que perdió frente a Australia por 36 a 20, en Perth, el pasado sábado 17 de septiembre: entre los forwards, el que retorna es el segunda línea Guido Petti ,y Javier Ortega Desio estará en la tercera línea.

El medio scrum Martín Landajo reemplazará a Tomás Cubelli y el tucumano Ramiro Moyano será uno del wines en reemplazo de Lucas González Amorosino. Mientras que en el banco de los suplentes quedarán los dos rosarinos convocados para este partido: Leonardo Senatore y Jerónimo De la Fuente.

   En la reciente gira por Oceanía, el ex Gimnasia participó del juego tras una larga suspensión impuesta por la Sanzar en el marco del Súper Rugby (y que rige también en el Rugby Championship), mientras que el ex Duendes debió bajarse a último momento. Venía de una lesión y no estaba 10 puntos. Aunque ahora el centro rosarino espera su chance, ya ansioso por estar de nuevo en la cancha.

   En la derrota por 57 a 2 en Hamilton, Los Pumas se le plantaron de igual a igual a Nueva Zelanda cerca de 50 minutos. Hasta ahí pudieron disputar un partido parejo que terminó totalmente desvirtuado en el tanteador para Argentina cuando los hombres de negro quebraron la fuerza y pisaron el acelerador. La gran meta de Argentina, más allá de conseguir una victoria o no, que es complicadísimo, será mantener el mayor tiempo posible ese juego de exigencias, pecando lo menos posible. Da la sensación de que una victoria Puma es sólo posible jugando un partido perfecto, con el rival disminuido, desacelerado en algún aspecto. Pero Argentina saldrá a la cancha a entregar todo, sabiendo que además todo ese crecimiento que mostró el año pasado con el cuarto puesto del Mundial, es de una ratificación constante. Alimentados por el combustible emocional que les da a Los Pumas jugar como local, con entradas agotadas, intentarán dar el golpe. Tras el partido con los All Blacks, Argentina se irá a Londres, ciudad en la que el sábado que viene culminarán su participación en el torneo ante Australia, en el estadio Twickenham, haciendo de local. El choque entre Los Pumas y los Wallabies será el primer partido que se dará afuera del hemisferio Sur. Argentina perdió frente a Sudáfrica (30-23), Nueva Zelanda (57-22) y Australia (36-20), y sumó un triunfo en Salta ante los Springboks sudafricanos por 26-24.

Comentarios