Edición Impresa
Sábado 16 de Mayo de 2009

Los productores tras la cortina de humo

¿Los productores y/o rentistas agrarios que están quemando pastizales son los mismos que semanas atrás realizaban piquetes en todas la rutas y jugaban con el desabastecimiento de la población para protestar por el aumento de las retenciones a las exportaciones? Esta es la pregunta que me hago por estos días cuando veo las imágenes de las rutas de la Pampa Húmeda convertidas en verdaderas trampas mortales para los automovilistas...  

¿Los productores y/o rentistas agrarios que están quemando pastizales son los mismos que semanas atrás realizaban piquetes en todas la rutas y jugaban con el desabastecimiento de la población para protestar por el aumento de las retenciones a las exportaciones? Esta es la pregunta que me hago por estos días cuando veo las imágenes de las rutas de la Pampa Húmeda convertidas en verdaderas trampas mortales para los automovilistas.

Este humo que invade la región está generado por la antigua costumbre de quemar pasturas para ahorrarse la mano de obra y/o maquinarias que harían el trabajo. Por ejemplo, el primer incendio que se desató la semana pasada en la zona de Buenos Aires lo originó un productor rural del Delta a la altura de Entre Ríos que pretendía eliminar una plaga de garrapatas y preparar el campo para la siembra de pasturas. ¿Y las consecuencias del humo? ¡Qué me importa! ¿Y si provoca accidentes en las rutas? ¡Qué me importa! Los productores realizan estas acciones sin miramientos ni medir sus consecuencias, todo sea para disponer de más hectáreas para cultivas soja o para ingresar el ganado.

“Quemar por dinero”, así lo llamó el Taller Ecologista de Rosario en un documento que realizó justamente por los permanentes incendios que se generan en los humedales del Paraná inferior, frente a la costa del sur santafesino. “La grave y profunda deforestación producida en las últimas décadas en toda la cuenca, en particular en Chaco, Santa Fe y Entre Ríos, producto de la expansión de la frontera agrícola, ha intensificado el uso de los humedales de la región como campos de pastoreo para el ganado. Los humedales del río Paraná inferior enfrentan una grave situación”, alerta esta organización ambientalista.

En definitiva, nos están tomando el pelo. Sabemos que están quemando campos (periódicamente Rosario amanece llena de humo, olor y cenizas), estos terrenos tienen propietarios con nombre y apellido, pero ninguna autoridad va por ellos.

Al margen, o no tanto, me gustaría saber qué dicen los dirigentes del campo sobre todo esto.


 

Comentarios