Información Gral
Sábado 26 de Noviembre de 2016

Los primeros impactos

Las temperaturas que a estas alturas del año suelen descender hasta los 25 grados bajo cero se han quedado en los 5 bajo cero en zonas como el mar de Kara (por encima de Siberia) donde la capa de hielo no ha llegado a engrosarse, al igual que en el mar de Barents (entre Rusia y Noruega), en el archipiélago de Svalbard o en el estrecho de Bering.

Las temperaturas que a estas alturas del año suelen descender hasta los 25 grados bajo cero se han quedado en los 5 bajo cero en zonas como el mar de Kara (por encima de Siberia) donde la capa de hielo no ha llegado a engrosarse, al igual que en el mar de Barents (entre Rusia y Noruega), en el archipiélago de Svalbard o en el estrecho de Bering.

Uno de los primeros impactos de estas temperaturas anómalas tendrá efecto en la liberación natural de grandes cantidades de metano, un gas cuyo efecto invernadero es hasta 20 veces más potente que el CO2. El deshielo de la tundra puede suponer también la sustitución prematura del manto blanco por el crecimiento de vegetación oscura que absorbe más calor.

En ese marco, los bancos de pesca en el Artico se pueden ver gravemente alterados, así como todos los ecosistemas septentrionales.

Comentarios