Ovación
Jueves 09 de Junio de 2016

Los presidenciables y los hinchas violentos

La violencia no cesa. El fútbol argentino sigue envuelto en las garras de las barras bravas y los clubes son el escenario de disputas a sangre y fuego que exceden a la bendita pelota.

La violencia no cesa. El fútbol argentino sigue envuelto en las garras de las barras bravas y los clubes son el escenario de disputas a sangre y fuego que exceden a la bendita pelota. El martes en la puerta principal de Newell's asesinaron a balazos a Matías Franchetti, uno de los referentes del paraavalanchas rojinegro. Justamente Newell's está viviendo la recta final de los comicios que se realizarán el próximo domingo 19 de junio. En este contexto, Ovación consultó ayer a los seis candidatos a presidente y cada uno expresó su visión sobre qué política implementará para combatir a los violentos dentro de la entidad. Aquí la postura de cada uno:


   Eduardo Bermúdez, del movimiento Rojinegro Querido, manifestó: "La verdad que no sé cómo fue este caso en particular. Si tenemos la oportunidad de ser dirigentes nos reuniremos con el Ministerio de Seguridad y evaluaremos la situación para encarar el problema. Yo fui cuatro años vicepresidente y nunca tuve un problema serio, no sé por qué lo vamos a tener ahora. Es una situación compleja, pero hay que manejarla con los organismos de seguridad. Yo soy un hombre de fútbol, toda mi vida he jugado y dirigido, y por supuesto que es una situación que preocupa. No es fácil, pero vamos a ocuparnos seriamente de la situación".


   Roberto Mensi, de Autoconvocados, expresó: "Para nosotros es todo muy clarito, somos conscientes de que es un tema complejo, entendemos que estos son grupos organizados, que vehiculizan su fuerza para buscar unidades de negocios y en este caso los clubes para ellos son una oportunidad. Si nos ponemos de acuerdo el gobernador, la intendenta, el presidente de la Nación y los clubes de fútbol y vamos todos para delante podemos pelear seriamente contra estos grupos. Un club de fútbol sólo y aislado no puede hacer nada como le pasó a Independiente. Nosotros nos presentamos para conducir un club que tiene una función social, que tiene como mayor actividad el fútbol profesional, no para abordar un tema más complejo como es la seguridad ciudadana. Hasta donde nos llegue la responsabilidad haremos todo lo necesario para que el hincha vaya tranquilo a la cancha y el socio disfrute de las instalaciones con absoluta normalidad. En este tema pedimos la colaboración y nos ponemos a total disposición del Ministerio de Seguridad".


   Ariel Moresco, del Movimiento 1974, remarcó: "En 2008 en mi carácter de prosecretario del club fui el primer dirigente del fútbol argentino que firmó un derecho de admisión. Y lo hice junto a Claudio Martínez. No me va a temblar la mano para volver a hacer lo mismo. Vamos a solicitar el acompañamiento de las autoridades para abordar este flagelo que está en el fútbol argentino. El derecho de admisión es una buena herramienta en caso de ser necesaria".


   Néstor Alvarez, Lepra Unida, indicó: "Esto fue un acto policial, no creo que tenga nada que ver con el club. Lo que pasa es que fue en la puerta del club. Si pasaba en otra esquina de la ciudad tal vez no tenía tanta trascendencia. La violencia está en la sociedad. Si pasaba en otro lugar era un hecho de violencia como todos los que pasan en la ciudad de Rosario desde hace años. Lo que tengo en claro es que si soy presidente voy a pacificar el club".


   Daniel Giraudo, Generación Orgullo Leproso (GOL), expresó: "De las puertas del club para adentro la responsabilidad es los dirigentes del club y vamos a ser inflexibles con los socios o no socios que tienen mal comportamiento. Recibirán sanciones disciplinarias y si hace falta serán expulsados de la institución. De la puerta del club para afuera la constitución determina que el poder de policía está delegado en el poder ejecutivo de la provincia. Si el ejecutivo se decide a darle un combate a los violentos nosotros vamos a estar al lado de ellos, pero está claro que nosotros no nos podemos poner adelante de esta situación porque no somos ni jueces ni comisarios. Adentro del club el control será estricto en cuanto a respetar las normas de convivencia.


   Luis Facciano, Futuro Leproso, enfatizó: "Fue un hecho lamentable, con familias y gente haciendo deportes en el club. Nosotros nos vamos a poner a disposición de los organismos de seguridad que son los que tienen que responder. No somos ni jueces ni policías. Vamos a hacer lo imposible para garantizar la tranquilidad de los socios dentro del club. Nos reuniremos con los respectivos organismos de seguridad para poder ponerle fin a este flagelo de manera conjunta. Lamentablemente esto ocurrió en la puerta del club, y se comenta que era un miembro de la barra, pero la sociedad está muy violenta y el fútbol no escapa a esta situación".

Comentarios