Edición Impresa
Sábado 27 de Septiembre de 2014

Los precios de la soja siguen en picada

El mercado de granos transitó una semana durante la cual se profundizó el espiral bajista de precios, llegando a 344 dólares para la posición noviembre en Chicago, el menor valor desde junio de 2010. Los rindes de maíz y de soja que se van...

El mercado de granos transitó una semana durante la cual se profundizó el espiral bajista de precios, llegando a 344 dólares para la posición noviembre en Chicago, el menor valor desde junio de 2010. Los rindes de maíz y de soja que se van conociendo en Estados Unidos son increíblemente altos, lo que dispara ventas, aumenta la presión bajista y gatilla liquidación técnica, retroalimentando la baja. Según el economista Dante Romano, responsable del informe Agroperspectivas de la Universidad Austral, los precios de los granos se reacomodarán recién dentro de un mes, cuando la cosecha de soja estadounidense esté más avanzada.

El especialista en mercados granarios consideró que en ese momento habrá números más certeros sobre el futuro volumen de granos disponible y estimó que los precios se ajustarán teniendo en cuenta ese escenario.

En ese sentido, señaló que es probable que se frene la acentuada caída de precios que se registró en el último tiempo.

En simultáneo con esto, se conoció que las compras de granos por parte del sector exportador e industrial al 30 de agosto de 2014 cayeron un 11,1 por ciento respecto del mismo nivel de 2013.

Así lo consignó un informe de comercialización de la Bolsa de Cereales porteña, que para este análisis tuvo en cuenta los cultivos de soja, maíz, trigo, girasol, cebada cervecera y sorgo.

"Para los cultivos mencionados se alcanza un total comprado de 59,5 millones de toneladas. Esa cifra resulta inferior a las 67 millones de toneladas de la campaña 2012-2013 al mismo momento del año", indicó el informe.

Según un informe divulgado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), la comercialización de soja y maíz del ciclo 2013-2014 exhibió este año el menor porcentaje vendido de las últimas seis campañas.

Sur provincial. En cuanto a las informaciones estrictamente agronómicas, el último informe GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario indica que la caída de superficie de maíz en la región núcleo oscilaría entre un 20 y un 25 por ciento respecto del ciclo anterior, lo que implica una pérdida de 200 mil a 250 mil hectáreas.

Esta disminución es de tal magnitud que el avance de siembra de unos pocos cuadros ya representa el 23 por ciento del total intencionado en la región. En algunas de las encuestas realizadas, se mencionan reducciones mayores en cuanto al área que se destinará a maíz con respecto al ciclo anterior, llegando a tocar un máximo de un 35 por ciento.

Las condiciones de temperatura y de humedad de suelo son ideales para la implantación del cereal; sin embargo, no son estímulo suficiente para revertir la fuerte tendencia bajista en la implantación ya que los números no cierran en el negocio.

La ventana de siembra de maíz se extendió hasta diciembre y la opción del maíz tardío o de segunda podría amortiguar la profunda caída que se ve en el área de maíz temprano o de primera.

El trigo evoluciona bajo muy buenas condiciones. El 65 por ciento de los cuadros está en encañazón y se encuentran en muy buen estado. Los lotes cordobeses son los más avanzados en fenología. Allí se visualiza la hoja bandera en un 10 por ciento de los cuadros.

Hacia el norte de esa provincia se requiere de agua; por eso califican al 12 por ciento de los lotes bajo condición regular. Las enfermedades siguen bajo la lupa: roya anaranjada, mancha amarilla y bacteriosis.

Centro-norte. Los cultivares presentan buen estado en general, en pleno desarrollo, con un buen stand de plantas y una buena homogeneidad de lotes, según informó el sistema de estimaciones agrícolas de la Bolsa santafesina. Los síntomas de recuperación, tras los eventos climáticos ocurridos no son generalizados, pero con el transcurso de los días se pueden evidenciar cambios.

En la semana sea realizaron algunas tareas de fertilización de acuerdo a los estados de los cultivares, como así también en mayor cuantía se efectuaron las aplicaciones de fungicidas ante la presencia de roya anaranjada, mancha amarilla y bacteriosis.

Para el girasol, al mantenerse la buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra continuó el proceso de siembra, en particular en los departamentos de centro y sur del área, entrando en los 9 a 11 días finales del período óptimo.

Se presenta un grado de avance del 70 por ciento, (aproximadamente unas 63.000 hectáreas), con una buena germinación de todos los cultivares sembrados en este último período; los primeros sembradíos han presentado problemas en la germinación con lo cual el stand de plantas disminuyó.

Comentarios