Ovación
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Los planteles están en el mismo hotel

No era un River-Boca, pero el operativo de seguridad de asemejó a un encuentro de ese tenor. El imponente hotel, en las afueras de la ciudad de Formosa, que albergó a ambos plantes fue vallado por la policía local.

No era un River-Boca, pero el operativo de seguridad de asemejó a un encuentro de ese tenor. El imponente hotel, en las afueras de la ciudad de Formosa, que albergó a ambos plantes fue vallado por la policía local. Un solo sector asignado para la prensa, por el que indefectiblemente debían pasar jugadores y cuerpos técnicos de ambos equipos. Belgrano lo hizo en primera instancia, Central, con sus ilusiones a cuestas casi una hora después. Todo en medio de una enorme tranquilidad, sin la presencia de hinchas, como suele suceder en otras sedes. Raudamente Central pasó para el interior. Una postura muchísimo más cordial de parte de los jugadores del Pirata. Diferencia entre un plantel y otro.

A las 20.37, las puertas del micro que trasladó a Central desde el aeropuerto hasta el hotel se abrieron. El preparador físico Ernesto Colman fue el primero en bajar y detrás del él el resto. En fila india.

"¿Hay equipo ya Eduardo?", fue la consulta de un periodista a Coudet. "Sí, hay un equipo", dijo el DT casi a las corridas y sin detener la marcha. Teo Gutiérrez, el último en descender del micro, le dispensó unos minutos a la prensa. No quiso entrar en detalle de lo ocurrido en la Bombonera, pero sí dijo estar "arrepentido". También entregó sus condolencias y las del grupo a los familiares de las víctima de Chapecoense.

Un par de minutos después Ruben y Ferrari, dos de los máximos referentes, salieron y gustosamente posaron para la foto, especialmente con los integrantes de la peña Negro Scalise, con sede aquí en Formosa.

Mucha calma de ambas partes, con ilusiones similares, sabiendo que 24 horas después el fútbol propiamente dicho sería quien le tienda la mano a uno y le dé el pase a la final.

Comentarios