Información Gral
Lunes 30 de Mayo de 2016

Los padres quisieron castigar a su hijo abandonándolo en un bosque y ahora lo buscan desesperados

La policía japonesa lleva desde el sábado buscando al niño de siete años en una zona poblada por osos salvajes.

La idea de los padres era que fuera un escarmiento, pero se les fue la mano. Y ahora están con el corazón en la boca. Es que los progenitores abandonaron a su hijo, de siete años, el último sábado en una zona boscosa y montañosa del norte de Japón. Desde entonces nada se sabe del nene, al que le perdieron la pista y la policía lo busca intensamente en una zona poblada por osos salvajes.
Según el relato de los padres del menor, lo obligaron a bajarse del vehículo en el que viajaba la familia por su mal comportamiento, dejándolo solo y abandonado en una carretera a los pies del monte Komagatake, en la isla japonesa de Hokkaido, informó la cadena pública NHK.
Aunque el niño de siete años corrió detrás del vehículo, sus familiares aseguraron a las autoridades que lo perdieron de vista y que volvieron unos minutos después al lugar en el que lo habían abandonado, donde ya no se encontraba.
Los progenitores denunciaron la desaparición el pasado sábado por la tarde y en un primer momento mantuvieron que el pequeño se perdió mientras recogían frutos del bosque, aunque posteriormente reconocieron haber abandonado al menor como castigo por su mal comportamiento.
Unos 130 agentes de policía y bomberos buscan en un área de cinco kilómetros cuadrados poblada por osos salvajes al niño, que no llevaba consigo comida en el momento de su desaparición.

Comentarios