Edición Impresa
Viernes 04 de Noviembre de 2011

Los noticieros eligen la violencia para hablar de la infancia

“La violencia ocupa el 43,2 % de las notas referidas a infancia y adolescencia en los noticieros de la primera noche de la televisión argentina”. Esta es una de las principales conclusiones a las que arriba un estudio de la ONG Periodismo Social, a través de su Capítulo Infancia, y el Observatorio de Televisión de la Universidad Austral. El informe se presentó el jueves pasado y abunda sobre cómo hablan los noticieros argentinos de los niños, niñas y adolescentes argentinos. Además  señala que “sólo el 12,4 % de las noticias emitidas en los noticieros argentinos hace referencia a este sector, en el resto de las noticias, están ausentes, invisibilizados, pese a representar más del 35 % de la población argentina”.

La investigación se llama “La niñez en los noticieros”, fue realizada con el auspicio de Fundación Telefónica y el apoyo de Adecco (se puede leer en forma completa en www.periodismosocial.net).

Desde hace ocho años Periodismo Social analiza el comportamiento de 22 diarios en relación a la infancia y adolescencia. Esta vez se dedicaron durante un año a medir “la calidad de la cobertura de la niñez” en cinco noticieros de la noche: Telenoche, Telefé, Telenueve, América, y Visión 7; los programas se relacionan con el área metropolitana de Buenos Aires, pero que sin embargo se ven en todo el país.

Número alto. Que el tema violencia ocupe poco más del 40 % de las noticias “es un número altísimo, casi duplica a lo que ocurre en la prensa gráfica, donde representa en promedio el 25 por ciento de las noticias”, según esta ONG que considera que es una cifra “que no refleja equilibradamente lo que ocurre con la niñez y adolescencia en la Argentina”. “Con la única excepción —agrega— del noticiero de la Televisión Pública, los hechos violentos son siempre el tema más tratado en los espacios noticiosos de los cinco canales analizados”.

Las notas de violencia en estos noticieros se refieren a dos tipos de hechos: a los casos en los que los chicos y chicas son víctimas de actos violentos y, las que los tienen como victimarios. El 80 por ciento de las notas se refiere a chicos que fueron víctimas de alguna situación violenta.

Otro de los aspectos abordados en el estudio es cómo se informa sobre los hechos violentos. La inmensa mayoría de los casos (el 78,1%) lo hace a través de crónicas que informan por lo general sobre un hecho puntual, que suele desaparecer de la agenda al otro día o al rato de haber sido informado. En cambio, los “informes especiales” referidos a violencia, que profundicen en la problemática y propongan una información más contextualizada, con distintas voces, estadísticas, citas a la legislación y algún análisis de políticas públicas abarca sólo al 6,2% de las notas.

Sobre las fuentes. También la investigación se detiene en las fuentes de información. Las conclusiones indican que la voz de los especialistas apenas representa el 1,6% de los consultados. “Pese a ser una fuente fundamental para entender mejor esta problemática y explorar posibles soluciones, en los noticieros no tienen el espacio suficiente”, precisa el informe. El mayor número de consultas se lo llevan “los propios chicos y su entorno familiar, con un 65,6 %”; siguen los poderes públicos, principalmente la policía, con un 14,1 % del total.

Al tema violencia, le siguen como más tratados en los noticieros analizados, la educación (21, 6% de las notas) y la salud (el 13,5%). “Como queda claro, entonces, los dos temas sumados no llegan a igualar el porcentaje que tiene violencia”, puntualiza el informe. Y además se indica que estas mismas noticias no ofrecen diversidad de enfoques. Por ejemplo, cuando se habla de educación en los noticieros las notas tienen que ver sobre todo con el presupuesto, las huelgas docentes y la infraestructura escolar, entre otros. Hay poco lugar para hablar de “calidad de la enseñanza”.

Temas invisibles. El informe repasa también la perspectiva de derechos con que se desarrollan las notas de educación y salud, y destaca que pocas veces se “refuerza la idea de que hay un derecho que asiste a los chicos y chicas en relación con salud y educación”. Periodismo Social agrega que los temas invisibilizados en los noticieros como los chicos en situación de abandono y las notas vinculadas al derecho de familia (adopción, guarda, tenencia) rondan el 2%; con un promedio de 1% aparecen aquellas sobre chicos con discapacidad y con el mismo número las que se refieren a pobreza y, también, las que hacen mención a situaciones en las que los chicos expresan un posicionamiento político, cultural, social o educativo.

Al final del ranking, casi sin menciones o en algunos casos sin siquiera llegar al 1 %, varios temas que los afectan e involucran son trabajo infantil, medio ambiente, el derecho a la identidad y deportes. “Es decir, una agenda concentrada, casi monotemática, que deja poco espacio a la variedad y mucho menos aún a la posibilidad de informar sobre niñez y adolescencia a partir de temas positivos, que sí los hay, a pesar de que no existan en las noticias”, concluye el trabajo.

Comentarios