Paro municipal
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Los municipales rechazaron un bono de 3 mil pesos y harán paro lunes y martes

En todos los municipios y comunas la semana próxima sólo se trabajará el miércoles, ya que jueves y viernes es feriado.

Los empleados municipales rechazaron ayer el ofrecimiento de un bono de 3 mil pesos (para las categorías más bajas del escalafón con sueldos inferiores a 12 mil pesos), 2.500 pesos (para las intermedias, con salarios entre 12 y 15 mil pesos) y 2.000 pesos (para las superiores con sueldos mayores a 15 mil pesos) y ratificaron un paro para el lunes y martes próximos. Por consiguiente, la semana próxima el sector sólo trabajará el miércoles, ya que el jueves y viernes que viene serán feriados por la celebración de la Inmaculada Concepción. El martes los delegados analizarán los pasos a seguir, y si no aparece una oferta superadora, las medidas de fuerza podrían profundizarse.

La decisión se tomó tras casi cinco horas de deliberaciones, ayer en la ciudad de Santa Fe, entre los dirigentes de la Festram (federación que nuclea a los empleados municipales) y los intendentes. El cónclave no logró desactivar el paro de 48 horas que ya había decretado la entidad y que había quedado supeditado a un mejoramiento de la oferta salarial planteada por el Ejecutivos de las distintas ciudades y comunas provinciales.

El ofrecimiento salarial de los intendentes y presidentes de comunas lejos estuvo de conformar al sector sindical. "Estos números no nos conforman en absoluto", sentenció al término del cónclave Claudio Leoni, secretario general de la Festram. "Es una oferta que nos parece muy interesante, porque es muy similar al ofrecimiento que acordó la provincia", discrepó María Martin, secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe.

"Para nosotros las negociaciones no están cerradas, porque los trabajadores no hacemos medidas de fuerza porque queremos estar de paro, lo que pretendemos es arribar a un acuerdo que resulte satisfactorio para nuestro sector en el marco del momento que estamos viviendo por el deterioro del salario", argumentó Leoni.

Con todo, el gremialista capitalino avisó que además de "no aceptar la oferta que nos hicieron los intendentes, si no hay diálogo y no avanzan las negociaciones, nos siguen llevando a la continuidad del plan de lucha".

En tal sentido, Leoni anticipó que el martes de la semana próxima se convocará a un plenario de secretarios generales de la Festram que "evaluará los pasos a seguir", en caso de que al cabo del nuevo paro de 48 horas no se reciba una nueva oferta por parte del sector patronal.

Disconformes. Para los dirigentes gremiales municipales "los números que ofrecieron los intendentes no conformaron en absoluto. No se puede imponer una política salarial que es más propia del sector público (provincial) que del sector municipal, que es muy distinto. De manera que encajar un modelo de política salarial que va a afectar fuertemente a los trabajadores del sector, resulta inaceptable, porque además tampoco contempla al sector pasivo. Hay que comprender que en la provincia de Santa Fe conviven seis regímenes previsionales distintos, y nos parece una barbaridad que se pretenda imponer el mismo sistema de la provincia a los jubilados municipales", se consignó ayer luego del portazo gremial en la mesa paritaria.

Del otro lado del mostrador, la voz cantante la llevó la secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Santa Fe. "Nosotros vinimos con toda la voluntad de llegar a un acuerdo y luego de una reunión previa con los intendentes y presidentes comunales de toda la provincia, con los cuales consensuamos una oferta que nos pareció muy interesante, porque además es muy similar a la oferta de la provincia, que contempla la situación de los que menos tienen, consistente en sumas de 3.000, 2.500 y 2.000 pesos, en tres tramos", explicó Martín.

A su entender, el ofrecimiento que hicieron fue "razonable y muy atendible para conversar y poder arribar rápidamente a un acuerdo, pero lamentablemente nos encontramos con una posición bastante intransigente por parte de Festram. Esperamos que ellos reflexionen y podamos avanzar en futuras discusiones, porque no hay ninguna razón para que los municipios y comunas, que tantas dificultades afrontan, tengan que pagar una suma superior a la que acordó abonar el gobierno provincial, que cuenta con mayor disponibilidad de recursos".

Comentarios