La ciudad
Martes 01 de Noviembre de 2016

Los municipales definen mañana el plan de lucha por sus salarios

El plenario de la federación que los nuclea a nivel provincial le pondrá fecha a la huelga de 48 horas para la semana próxima.

La Federación Santafesina de Empleados Municipales (Festram) realizará mañana su plenario de secretarios generales en el cual surgirá la fecha exacta de una nueva medida de fuerza en reclamo de una recomposición salarial.

El conflicto viene estancado, ya que los jefes comunales e intendentes adelantaron que no tienen fondos para hacer frente a una nueva recomposición de los salarios de sus empleados.

"No puede ser que la Municipalidad no tenga recursos. Abrir o no una paritaria no es resorte de la Municipalidad, es de la provincia de Santa Fe a través de la Secretaría de Regiones, Municipios y Comunas", había señalado días atrás el líder de los municipales rosarinos, Antonio Ratner.

Precisamente, el titular de ese área, Carlos Torres, también había cerrado el grifo a la solicitud de aumentos salariales y había señalado que lo único que podía destrabar el inminente conflicto era un auxilio financiero que otorgara el gobierno nacional.

Ante este panorama, Ratner vaticinó que será prácticamente imposible evitar un paro de 48 horas, que se llevaría adelante la semana próxima y al que buscarán que se adhieran otros sectores de la actividad pública de la provincia.

"Nosotros siempre estamos discutiendo con una inflación ejecutada. Todo el mundo sabe que la inflación alcanzará el 42 ó 45 por ciento a fin de año. Eso hace que cuando discutimos un 33 por ciento de aumento quedamos desfasados un 12 ¿Qué pretende al gobierno? Que discutamos paritarias sobre una inflación estimada, que es la que el propio gobierno estableció en un 17 por ciento", disparó Ratner.

Oídos sordos. El pedido de los municipales ya fue descartado de plano por varios jefes comunales. En Rosario, la intendenta Mónica Fein hasta había tildado de "inconducente" una medida de fuerza del sector.

"Me parece inconducente un paro, cuando no hay ninguna posibilidad de hablar aisladamente de recursos en los municipios y no están definiendo ese tema ni Nación ni la provincia", había argumentado días atrás la funcionaria.

Sin medias tintas, había destacado que "en el municipio somos el último eslabón y no tenemos oportunidad ni la posibilidad de dar respuesta, así que yo quiero pedir seriedad. No hay nadie parando en el país, están todos dialogando. Los paros son inconducentes cuando están fuera de tiempo y no hay posibilidades de sentarnos a discutir algo con recursos que no no tenemos".

Como se ve, las posiciones aparecen bastante distantes, por lo que todo indica que las medidas de fuerza serán inevitables durante la semana próxima. La definición de las jornadas exactas de protesta se tomará mañana.

Comentarios