La región
Domingo 21 de Agosto de 2016

Los muebles, otra industria acorralada por las importaciones

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani brindó nuevos datos sobre la importación de muebles, otro sector que el Observatorio lanzado por el gobierno provincial junto a Fisfe viene siguiendo de cerca.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani brindó nuevos datos sobre la importación de muebles, otro sector que el Observatorio lanzado por el gobierno provincial junto a Fisfe viene siguiendo de cerca.

"En los primeros siete meses de 2016, se importó un 47 por ciento más de mercadería que en 2015. El total fue de 197.582 unidades, contra 134.315 en el mismo período del año anterior. Como ya lo advertimos para otros sectores productivos de la provincia, la tendencia preocupa y por eso seguimos solicitando la puesta en marcha de medidas que protejan a la industria. A estos datos debe sumarse la caída de las ventas en el mercado interno, del orden del 30%".

Cabe recordar que el sector mueblero santafesino emplea a unas 10 mil personas, que trabajan en talleres, pymes y fábricas de mayor porte, en Cañada de Gómez, Rosario, Esperanza, Uranga, Elortondo y Avellaneda, entre otras localidades.

Según los últimos datos del Observatorio de Importaciones de Santa Fe, a nivel nacional en muebles de oficina se registró un crecimiento interanual del 23.62% de enero a julio 2016, con respecto al mismo período de 2015. En amoblamientos de cocina se importaron 5.014 unidades que en el primer semestre del año último, dándose el fenómeno de una baja en el valor FOB del producto, que no se tradujo en mejores precios al consumidor.

Importado y caro.

Un fabricante de la región deslizó: "En el último catálogo de Ribeiro, todos los muebles son de origen brasilero y los precios son más caros que cuando ese lugar en el catálogo lo ocupaba la industria nacional. Si mirás los de las otras cadenas, están ofreciendo lo que traen de Vietnam o China, sin que haya bajas de valor al público, que podría ser la excusa para la apertura de importaciones. No hay mejora al cliente, sino más beneficios económicos para los intermediarios. Y mientras tanto, las pymes estamos complicadas".

Respecto a muebles de dormitorio, el Observatorio verificó 23.200 unidades más importadas este año en el primer semestre. El trabajo, que sigue el movimiento mes a mes, se señala que junio y julio fueron muy activos en cuanto a importación. El dato evidencia que no se trata de DJAI sin aprobar del gobierno anterior, que fue la respuesta que daban funcionarios nacionales en los primeros meses del año.

Los países de origen de la mercadería son Brasil, Italia, Alemania, China, Dinamarca, Indonesia, Vietnam, Italia, Chile y Estados Unidos. Entre los principales importadores, están las cadenas Coto, Cencosud, Wal Mart, Ribeiro, Delos, Naldo y Libertad.

Reclaman otras medidas.

Desde la Cámara de la Industria Maderera y Afines de Cañada de Gómez (Cima), su titular César Federici estableció: "Por un lado estamos pidiendo regulación de importaciones. Y se nos manifestó desde Nación el compromiso de no superar el valor FOB importado con respecto a 2015. Si esto fuera así, hace falta mayor profundidad el análisis de lo que está entrando". Según los datos del Observatorio, en cantidades físicas, la suba verificada es mucho mayor que el crecimiento del valor importado en dólares.

Federici señaló además que desde Cima se solicitan medidas de largo aliento para incentivar el consumo, como la compra en 12, 24 o hasta 36 cuotas. "También hemos aportado la propuesta de que se permita la compra de muebles para equipar sus casas a los que acceden a planes de vivienda nacionales. Y otro punto que creemos necesario son normativas técnicas a respetar por las fábricas de afuera, que muchas veces traen muebles con normas técnicas inferiores a las nacionales".

Omar Mirleni, fabricante de Cañada de Gómez, explica: "Hay un límite en los formaldehídos que puede despedir el pegamento que se usa para hacer las placas. Brasil lo cumple cuando exporta a Estados Unidos o Europa, pero al vender a la Argentina, no. Y por eso pueden mandar acá mercadería más barata, con un standard más bajo de respeto del medio ambiente, que nosotros sí aplicamos. A ellos poder ubicar en el país esos muebles les permite bajar los costos cerca del 25%".

En este marco, Cima está trabajando junto a otras cadenas muebleras del país en la redacción de la normativa para presentar a Nación. "Además, estamos negociando entre varios fabricantes un mejor precio de las placas de melanina, ante las dos empresas las que dominan el mercado", indicó Federici, en referencia a un nuevo mecanismo de negociación colectiva de valores, ante sus proveedores de insumo.

En Santa Fe, el ministro Contigiani ya se reunió con los industriales. Y les adelantó el compromiso de la provincia para la construcción del Laboratorio Técnico que demanda el sector. Se apunta a tener en Rosario un ámbito para realizar los ensayos de formaldehidos.

Comentarios