Cristina
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Los movimientos sociales piden más presencia estatal en barrios rosarinos

Sostienen que tras el cambio de gestión a nivel nacional se debilitó la "bajada" de fondos desde Desarrollo Social y Trabajo.

En el marco de un clima enrarecido, con la cercanía de fin de año y la negociación entre el macrismo y la oposición por la ley de emergencia social, los movimientos sociales presentes en los barrios no dejan pasar oportunidad para destacar el deterioro de la situación económica y la necesidad del aumento de la presencia estatal en los territorios.

Con el cambio de gestión, referentes de algunas agrupaciones sostienen que se ha debilitado la "bajada" de fondos desde los ministerios de Desarrollo Social y de Trabajo de la Nación, marcando una diferencia con lo que sucedía durante la gestión kirchnerista.

José Pepe Berra, referente del Movimiento Evita, precisó que durante la presidencia de Cristina Fernández los fondos que llegaban desde la Nación estaban destinados a "cooperativas de obra pública o para capacitaciones". "Obviamente que acá menos que en otras provincias porque nunca estuvo el Argentina Trabaja", aclaró, y destacó la labor que realizaban con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Desde comienzos del macrismo, según comentó, ha habido negociaciones para continuar con la cooperación en el territorio, pero "fueron muchas promesas y poca realidad", lamentó.

Berra se mostró preocupado por el rápido deterioro de la situación social en los barrios priorizados y por ello destacó la importancia de la ley de emergencia social, que cuenta con media sanción en el Senado y será tratada en las sesiones extraordinarias.

Similar fue la visión del contexto de Facundo Peralta, militante de Causa, una organización presente en barrios como Tablada, Villa Banana, Empalme Graneros, Barrio Toba, Bella Vista y Echesortu. "Ahora estamos en una época en la que no se genera empleo, se perdieron puestos de trabajo, y desde los movimientos sociales estamos pidiendo que se apunte a darles cierta seguridad a los trabajadores de la economía informal", sostuvo. Además, consideró que la ley de emergencia sería un comienzo para "regularizar una situación grave como la de los trabajadores informales, el trabajo precarizado".

Desde siempre. Para Peralta la ausencia del Estado nacional, tanto con acciones concretas como con fondos destinados a las organizaciones sociales en la ciudad es anterior a la gestión del PRO. "La Nación en Rosario no existe, pero no solo a partir del gobierno de (Mauricio) Macri, desde siempre. Antes la excusa que había era que el gobierno nacional (kirchnerista) estaba peleado con la gestión socialista y no le iba a bajar el Plan Argentina Trabaja por esa disputa política. Ahora esa excusa ya no es válida y tampoco están los recursos. Lo que hemos podido gestionar en Desarrollo Social fueron cosas muy puntuales, pero en el territorio no están" presentes, aclaró el referente de Causa .

"Creemos que el Estado en todos sus niveles tiene que tener despliegue territorial. Con todo sus agentes distribuidos en todos los territorios, y obviamente tiene que haber recursos para que llegue directamente a la gente. Los movimientos sociales pueden ser intermediarios en algunos casos pero en otros no", agregó.

La opinión de Gabriel Báez, de Barrios de Pie, coincidió con la de Peralta en relación a la ausencia del Estado nacional en Rosario, y aclaró que en su espacio aún continúan recibiendo algunos fondos, pero su origen no fue en el gobierno kirchnerista. En cuanto a la actualidad, sostiene que si bien existe un acercamiento al Ministerio de Trabajo, las negociaciones no están "tan encaminadas", por lo que no se vislumbra ningún acuerdo que le mejore la calidad de vida a los vecinos de los barrios donde tienen presencia.

En relación a la ley de emergencia social, Báez comentó: "Nosotros entendemos que es fundamental para generar puestos de trabajo, y nos parece que es fundamental en este momento en el que ha crecido la desocupación, siendo Rosario un epicentro de pobreza y desempleo".

De los mencionados movimientos sociales, cabe destacar que Barrios de Pie y Causa participan actualmente de un trabajo articulado con la Municipalidad y el gobierno provincial en programas de incentivo y capacitación como Nueva Oportunidad, junto a otras organizaciones con presencia en los barrios rosarinos.

Más allá de algunas diferencias, Berra, Peralta y Báez coincidieron tanto en la importancia de la sanción de la ley de emergencia como en lo que consideraron fundamental: que en este contexto es el aumento de la presencia del Estado en los barrios para paliar la difícil situación de los sectores más vulnerables frente al difícil marco económico. Si los reclamos serán oídos por el Ejecutivo nacional está aún por verse.

Comentarios