AFA
Lunes 01 de Agosto de 2016

Los motivos por los cuáles Bauza le ganó la pulseada a Miguel Russo y el Pelado Díaz

El entrenador fue el elegido por Armando Pérez para reemplazar al Tata Martino en el cargo.

Edgardo Bauza se convirtió esta tarde en el entrenador de la selección argentina. Su apellido se impuso en la pulseada con Miguel Ángel Russo y Ramón Díaz, dos candidatos que quedaron en el camino en la consideración de Armando Pérez, presidente de la Comisión Normalizadora de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
Embed
Diego Simeone, Marcelo Bielsa y Jorge Sampaoli fueron los tres nombres iniciales para Armando Pérez, pero por diferentes motivos todos quedaron de lado. Sin embargo, las negociaciones no alcanzaron buen curso y en la lista quedaron Bauza, Russo y Ramón Díaz.
Cinco motivos que llevaron al Patón a la selección
1. Éxitos en la Copa Libertadores. El Patón se consagró campeón del certamen continental con Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDU) y San Lorenzo, en 2008 y 2014, respectivamente.
2. Actualidad como técnico. Bauza llegó a las semifinales de la Copa Libertadores al frente de San Pablo de Brasil, donde comandaba un proyecto a largo plazo. El equipo brasileño es el cuarto equipo con el que queda entre los cuatro mejores de América (Central 2001, Liga 2008 y San Lorenzo 2014, además del equipo brasileño). Russo está sin club desde su salida de Vélez y Ramón Díaz quedó libre tras una mala Copa América Centenario con Paraguay.
3. Apoyo dirigencial. El apellido de Bauza fue bien considerado en las últimas horas por gran parte de la dirigencia de los clubes argentinos. En esa consulta restó puntos Ramón Díaz, un nombre que tenía grandes chances en la consideración de Pérez.
4. Salida "accesible" de San Pablo. Para rescindir su vínculo con la entidad paulista, la AFA deberá abonar unos 200 mil dólares. Otros casos, como el de Sampaoli, suponían pagar una cláusula superior a los 8 millones de euros.
5. Buen manejo de grupo. Los planteles de Bauza como entrenador se destacaron por la unidad y a pesar de tener jugadores de peso, nunca tuvo conflictos de consideración. Fue uno de los puntos por los que muchos directivos se decantaron por él y no por Díaz.

Comentarios