Economía
Martes 28 de Junio de 2016

Los mercados mundiales vivieron otra jornada negra por la crisis del Brexit

La libra esterlina se derrumbó a su precio más bajo en 30 años. La mayoría de las Bolsas bajaron. El Merval porteño bajó 1,08 por ciento.

La crisis financiera desatada por el resultado del referéndum británico continuaron ayer golpeando a las Bolsas internacionales y, en particular, a la libra esterlina, en medio de una gran incertidumbre sobre el futuro inmediato en Europa y la economía mundial tras la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea (UE).

Este cuadro de situación se reflejó ayer con la decisión de la calificadora estadounidense Standard & Poor's de rebajar la nota de la deuda británica de triple A a doble A y con perspectiva negativa, al tiempo que advertía sobre la posibilidad de que Gran Bretaña puede llegar a desmembrarse en el caso de que Escocia lleve adelante su deseo de convocar a un referéndum para continuar dentro de la UE.

En Estados Unidos, la crisis se expresó con una nueva caída del índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York, que cerró con una caída del 1,5 por ciento, en tanto que el Nasdaq, de valores tecnológicos, se hundió aún más, lo mismo que el viernes, perdiendo 2,4 por ciento y el S&P 500 se dejó 1,8 por ciento.

Todo esto ocurre mientras los analistas e inversores se muestran más y más preocupados por la política monetaria de la Reserva Federal, que parece decidida a no aumentar más su tasa de interés este año, para no incentivar lo que ya es una subida de hecho del dólar, convertido, como en toda gran crisis, en un valor refugio ante el descalabro de la libra y el euro.

En Londres, la Bolsa experimentó otra caída importante al cerrar con un retroceso del 2,55 por ciento, ocurriendo lo mismo en París (-2,97 por ciento) y Frankfurt (-3,02 por ciento).

En líneas generales, la jornada no mostró un ánimo de pánico entre los operadores, a diferencia de los álgidos días de 2007, 2008 y 2009 en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, mercados habitualmente muy firmes a la hora de soportar vendavales financieros, como el de Holanda, mostró una caída muy fuerte, del 2,97 por ciento.

La crisis del Brexit parece estar tomando más vigor en la periferia de la UE más que en sus países centrales e incluso en Gran Bretaña.

Mientras tanto, en el Lejano Oriente, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio se recuperó notablemente y cerró con un alza del 2,39 por ciento tras perder más de 3 por ciento el viernes, lo mismo que ocurrió en Shanghai cuyo índice SE registró una suba del 1,45 por ciento. La única excepción fue el índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong, que perdió 0,16 por ciento.

Donde mejor se expresó el impacto negativo del Brexit fue en la libra esterlina, que ayer cayó un 3,4 por ciento contra el dólar, cotizando a 1,32 dólares por unidad, su nivel más bajo en 30 años.

La moneda británica perdió un 12 por ciento contra la divisa estadounidense, desde el máximo de 1,50 dólares que tocó poco antes del referendum del jueves pasado, lo que representa el mayor descalabro para dos jornadas desde la liquidación del sistema de cambios fijos de Bretton Woods ocurrida en 1971.

La libra también perdió 2,4 por ciento frente al euro y cotizaba a 1,19 euros por unidad. El euro, por su parte, siguió perdiendo terreno frente al dólar y llegó a cotizarse a 1,09, cerrando a 1,10 dólares por unidad, en una significativa demostración de que la moneda única también está sufriendo las consecuencias del Brexit.

El oro volvió a ganar terreno, al subir 0,52 por ciento y alcanzar los 1.327 dólares la onza, mientras que el crudo Brent se desplomó 1,82 por ciento y quedó en 47,53 dólares el barril.

La canciller alemana, Angela Merkel, se reunió ayer en Berlín con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y el presidente de Francia, Francois Hollande, quienes coincidieron en que se debe dar tiempo a Londres para poner en marcha la salida de la UE, al tiempo que rechazaron las pretensiones inglesas de esperar hasta octubre, cuando el premier David Cameron deje su cargo, para iniciar negociaciones.

Merval abajo. La Bolsa argentina también se sumó a las bajas. Con un volumen general de negocios que apenas alcanzó los $ 4.122 millones, el índice Merval cerró ayer con una baja de 1,08 por ciento, al recortar pérdidas en el tramo final de la jornada tras estar abajo casi un 2,5 por ciento.

Al igual que el viernes pasado, el factor que permitió desinflar el retroceso del índice líder fue la nueva suba del dólar, que ya acumula de esta forma un avance del 10 por ciento en las últimas cinco ruedas. En el sector de títulos públicos se verificó una jornada alcista en las emisiones en dólares.

Pesimismo de los empresarios

Una quinta parte de los empresarios británicos prevé deslocalizar una parte de sus actividades, mientras que dos tercios considera que el Brexit es negativo para sus negocios, según los resultados de un sondeo difundido ayer. El instituto de directores (IOD), la federación que agrupa a los empresarios británicos, encuestó a un millar de sus miembros. El 64% piensa que la salida del Reino Unido de la Unión Europea será "negativa para su actividad".

Comentarios