Cambiemos
Domingo 02 de Octubre de 2016

Los locales que estaban vacíos del centro de Rosario vuelven a ser ocupados

La mejoría ya alcanza a cerca del 8 por ciento de esos negocios. La situación comenzó a revertirse a partir de marzo.

Después de atravesar un panorama económico extremadamente complicado, los máximos referentes inmobiliarios en Rosario empezaron a evidenciar signos positivos. Unos de los rubros que casi había tocado fondo es el de los alquileres de locales. Sin embargo, en los últimos meses empezó a notarse un leve repunte, aunque ligado a una estrategia clave: "Mucha cautela en cuanto a los aumentos". Así lo explicó el presidente de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), José Ellena, quien habló de un crecimiento cercano al 8 por ciento desde marzo pasado. El dato coincide con el último informe elaborado por el Observatorio Inmobiliario de Rosario (OIR).

El titular de esta entidad, Carlos Rovitti, se animó incluso a afirmar que "se ha frenado el cierre de locales comerciales en la ciudad, incluso creció la demanda levemente en los últimos 60 días".

Los números elaborados por el Observatorio son elocuentes: "Entre marzo de 2015 y marzo de 2016 la cantidad de locales vacíos en Rosario llegaba a 1.710". La suma está compuesta por 1.540 locales y 170 oficinas. Es más, en la medición que el OIR realiza con periodicidad se detectó que entre los meses de abril, mayo, junio, julio y agosto, ese número bajó un 9 por ciento en los locales (1.401) y un 7 por ciento respecto de las oficinas (158). Incluso, las mejoras más significativas se ubicaron entre julio y agosto.

Aliento. Por su parte Ellena, si bien se mostró optimista, no quiso exagerar. "Pasamos por un momento terrible básicamente entre noviembre y febrero", detalló a La Capital al comparar la época previa e inmediatamente posterior a las últimas elecciones nacionales. "Por lo tanto, ante esa situación, hoy vemos un panorama más alentador", dijo.

De todos modos, llamó a la cautela y prefirió esperar el desarrollo de la economía, además de advertir una situación fundamental: la necesidad de acompañar el crecimiento con valores más moderados. "En general veníamos aplicando incrementos de alrededor de un 30 por ciento entre un año y otro. Pero, si hoy hacés eso no vas a alquilar el local o lo vas a tener como mínimo cinco o seis meses desocupado", indicó.

En efecto, los incrementos no deberían superar hoy el 20 o el 24 por ciento, aunque se trata de números relativos en función de los atrasos en los precios que se venían cobrando por parte de cada inmobiliaria o comercio.

Con cierta coincidencia, Rovitti recomendó prudencia a la hora de los incrementos en los alquileres y la renovación de un contrato: "Para nosotros lo lógico sería no superar el promedio de las paritarias, debido a que la supervivencia de un comercio está directamente vinculada al consumo, la economía aún no está sólida y la actividad comercial sigue siendo compleja. A nadie le sirve tener un inmueble desocupado, todo lo contrario, pierden el propietario, el inquilino, el inmobiliario y también la ciudad. Ver locales cerrados trae malos recuerdos y da la sensación de una Rosario deprimida y con poca actividad".

Este diario consultó al representante de Cadeiros sobre precios básicos. Ellena dijo que resulta complejo en Rosario conocer un número promedio de costo de alquileres de locales céntricos en función de la "amplia tipología" de los inmuebles. No obstante, confirmó que siguen siendo los más pequeños (de alrededor de 30 metros cuadrados) los que están en peores condiciones de ser ocupados. Y pero aún si están fuera de los corredores comerciales más importantes.

A juicio de Rovitti, en tanto, "es prematuro hablar de una recuperación del consumo, aunque algunos especialistas aseguran que en el último trimestre la inflación bajará aún más y la recomposición salarial aumentará el poder adquisitivo. Al parecer, varios se han animado a comenzar alguna actividad comercial o profesional".

Para el directivo, la reducción de entre el 7 y el 9 por ciento de locales vacíos se está dando "en los sectores de consumo tradicionales (las peatonales Córdoba y San Martín, además del Paseo del Siglo, calle San Luís, y los paseos Echesortu y Juan José Paso), mientras que las principales deserciones se encuentran en las laterales o fuera de estos centros comerciales habituales.

Ellena sumo que en el centro y macrocentro se pasó del más de 30 por ciento de locales vacíos a un 24 por ciento actual. Pero puso el ojo en los barrios o en lasa calles paralelas y adyacentes a las zonas comerciales, donde "sigue siendo casi imposible ubicar inquilinos".

A la hora de poner de manifiesto su sensación de cara al futuro inmediato, insistió con cierto optimismo: "En la medida en que se recomponga la situación económica, se van a ir reacomodando los precios". En esta línea, recordó que al comienzo de la era Cambiemos al frente del Ejecutivo nacional, había "pesimismo y gravedad por el aumento de los insumos".

Comentarios