Edición Impresa
Viernes 02 de Octubre de 2009

Los lectores y el tránsito

"¿Cómo cree que se puede mejorar el caótico tránsito rosarino?". Esa fue la pregunta que propuso esta semana LaCapital.com.ar para el foro de debate de sus lectores. Algunos prefieren esperar que los cambios lleguen de afuera, pero muchos otros entienden que la clave es la responsabilidad individual y el respeto por las normas. ¿Lo lograremos algún día?

"¿Cómo cree que se puede mejorar el caótico tránsito rosarino?".

Esa fue la pregunta que propuso esta semana LaCapital.com.ar para el foro de debate de sus lectores.

Los usuarios aceptaron el desafío y, como siempre ocurre en estos casos, hicieron diagnósticos, plantearon críticas e hicieron propuestas, algunas de ellas muy interesantes, para mejorar uno de los aspectos en los que Rosario tiene mucho que cambiar.

No faltaron lectores que, acaso previsiblemente, echaron toda la culpa de todo lo malo que sucede en el tráfico vehicular a las autoridades municipales, a los inspectores de tránsito corruptos, a la GUM y la policía y, como no podía ser de otra manera, a los propios conductores. Alguno llegó incluso al extremo de acusar específicamente al socialismo, como si al tráfico no lo hicieramos entre todos y sus males fueran achacables a una ideología política antes que a la conducta individual de quienes conducimos.

Por fortuna no fueron muchos. Hubo más lectores que entraron al debate con madurez e hicieron aportes llenos de autocrítica, sentido común e inteligencia.

Esos lectores plantearon, por ejemplo, la necesidad de impartir educación vial seriamente desde las escuelas, pero también pusieron el acento en cuestiones básicas como la responsabilidad individual, la observancia de las normas y el respeto por los otros, aspectos esenciales sin los cuales es imposible suponer que el tráfico puede ser mejor algún día.

“El problema de tránsito se soluciona a través de la educación. No nos respetamos entre nosotros, no nos importa el espacio del otro ni los derechos de los demás. Con mas educación se arreglan casi todos los problemas que tenemos”, escribió el lector “willyfontana".

Sin embargo, fue el lector "justareader" quien mejor sintetizó el espíritu de los comentarios que dejaron muchos lectores. Este usuario escribió: “La solución es la misma que para muchos problemas del país: responsabilidad individual. Un valor depreciado y despreciado en Argentina. También se requiere el concurso del Estado, 
pero es cada persona la que produce el cambio”.

La mayoría de la gente hace todo el tiempo lo contrario: señala al otro, acusa, se enoja, increpa y maldice, pero rara vez hace autocrítica, asume errores, pide disculpas o se corrije.

El mejor punto de partida para mejorar cualquier cosa en la que intervengamos los seres humanos es mirar hacia adentro, asumir que nada cambiará si nosotros no cambiamos y entender que, aunque el Estado tenga responsabilidades, y muchas, también los individuos las tenemos, y esenciales.

¿Cambiaremos algún día nosotros para que el tránsito y tantas otras cosas de verdad mejoren?

Comentarios