Policiales
Miércoles 01 de Junio de 2016

Los Lanata y Schillaci, imputados por sus andanzas

Víctor Schillaci, uno de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez que se fugaron de la cárcel de General Alvear en diciembre y que durante las primeras semanas del año mantuvieron en alerta...

Víctor Schillaci, uno de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez que se fugaron de la cárcel de General Alvear en diciembre y que durante las primeras semanas del año mantuvieron en alerta a todas las fuerzas de seguridad del país hasta ser apresados en Santa Fe, pidió ayer "disculpas por las molestias ocasionadas" en esta provincia durante su huida.

Schillaci, de 35 años, fue el único que habló durante una audiencia que se realizó la mañana de ayer en la cárcel de Ezeiza donde el fiscal santafesino Estanislao Giavedoni lo imputó tanto a él como a los hermanos Christian y Martín Lanatta de los delitos cometidos en Santa Fe.

"Todo se desarrolló con normalidad. Los tres imputados se mostraron colaborativos con el desarrollo de la audiencia y no hubo ningún inconveniente", detalló Giavedoni una vez finalizado el trámite. Y agregó que "como dato anecdótico, el imputado Víctor Schillaci pidió disculpas por las molestias causadas en la provincia de Santa Fe".

Las imputaciones. El fiscal imputó a los Lanatta y Schillaci de la privación ilegítima de la libertad, robo calificado y tenencia de arma en perjuicio del ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso, en cuyo departamento de la capital provincial estuvieron ocultos el 7 y 8 de enero para luego huir en su camioneta por la ruta provincial 1 al noreste santafesino. También los acusó de los mismos delitos en perjuicio del productor agropecuario Héctor Ferreira, a quien el 9 de enero abordaron en su casa de la localidad de Campo del Medio (departamento Garay) y le robaron una camioneta. La tercera imputación dejó afuera a Martín Lanatta porque ya había sido atrapado cuando su hermano Christian y Víctor Schillaci se refugiaron en la arrocera Spaleti, en la localidad de Cayastá, donde retuvieron al encargado hasta que personal de la Tropa de Operaciones Especiales los recapturó el 11 de enero.

Giavedoni indicó que "el próximo paso procesal es la presentación de la acusación, que es la instancia previa a la realización del juicio oral y público". Y dijo que para llegar a estas imputaciones "se catalogaron todos los objetos secuestrados y se solicitaron los informes técnicos balísticos y registrales de las cinco armas que tenían en su poder los tres prófugos". También se entrevistó a las víctimas de los hechos y se les devolvieron los efectos de su propiedad que habían sido secuestrados.

El fiscal detalló que "se realizaron informes técnicos de los celulares y de un GPS del que se extrajeron los recorridos que los tres hombres hicieron desde el secuestro del ingeniero agrónomo hasta el momento de su aprehensión".

Los funcionarios judiciales ya se habían trasladado a Ezeiza el mes pasado, en el marco de una causa que tramita el juez federal de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, quien procesó a los tres hombres por tentativa de homicidio de efectivos de Gendarmería Nacional y el robo de una camioneta, armas y chalecos antibalas de esa fuerza, hechos ocurridos tras la fuga del penal de General Alvear el 27 de diciembre del año pasado.

Finalmente, Giavedoni recordó que su par de la ciudad bonaerense de Brandsen, Mariano Sibuet, tiene a su cargo otra causa contra los imputados y es por el ataque a tiros contra dos policías de la localidad de Ranchos que resultaron gravemente heridos al intentar detener a los evadidos el 31 de diciembre.

Comentarios