Edición Impresa
Jueves 12 de Enero de 2017

Los ladrones de biromes

Están en todos los ámbitos, por lo general los laborales, y de éstos, de las oficinas. Son inocuos hasta que la urgencia de poner un dato en un papel los hace receptores de todos los epítetos, nunca lo demasiado fuertes, porque los ladrones de biromes crean un infierno donde no lo hay.

Están en todos los ámbitos, por lo general los laborales, y de éstos, de las oficinas. Son inocuos hasta que la urgencia de poner un dato en un papel los hace receptores de todos los epítetos, nunca lo demasiado fuertes, porque los ladrones de biromes crean un infierno donde no lo hay. ¿A quién le importa que lo hagan inconscientemente, si las consecuencias de la acción pretendidamente exenta de maldad tiene los mismos efectos, los de la carencia inoportuna y a veces nefasta? Se acercaron para preguntar si llueve, cómo está mengano y mientras hablan la mano escindida de la mente tantea una birome que rápidamente pasa a oficiar de batuta con la que el recién llegado reafirma sus dichos. También sirve de extensión del dedo acusador por vaya a saber qué fruslería, o enfatiza una negación, o una pregunta. Ni hablar si la consulta requiere de alguna precisión; ahí sí, en medio de un intercambio de ideas la birome intercambió de bolsillo. Un rato más de charla, según la etiqueta de los más culposos, y se consuma el delito. Nada más al darse vuelta, o buscar un papel, el tantas veces damnificado y no por eso escarmentado, se da cuenta del timo. Y no hay reclamo que valga una vez que el amigo o compañero mal acostumbrado desapareció por la puerta. Es como retirarse de la caja de un supermercado y volver a los dos minutos por un faltante en el vuelto (los cartelitos lo explican taxativamente, advirtiendo a los ilusionistas), o cerrar la puerta de un taxi y tras 20 segundos pretender un reclamo.

No. Por eso, lo que vos quieras, pero no toqués la birome, no te la llevés, te aclaro por las dudas que no te la doy, la birome es mía, mía, mía.

Comentarios

Últimas Noticias

El 24 de marzo y el 2 de Abril también se trasladan

El decreto de necesidad y urgencia número 52/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, establece un "nuevo régimen" para los feriados nacionales y días no laborables, atendiendo a "políticas públicas" relacionadas con la "educación, el fomento de la actividad productiva y el desarrollo del turismo". Como novedades principales, elimina los llamados feriados puente y establece que los que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior, y los que coincidan con los jueves y viernes al lunes siguiente. Sólo quedan como fechas inamovibles el 1º de Enero, lunes y martes de Carnaval, Viernes Santo, 1º de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre. La resolución implica que perderán su carácter de inamovibles, además del 20 de Junio, las fechas del 24 de Marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de Abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Esas dos modificaciones tampoco cayeron bien entre, por ejemplo, los organismos de derechos humanos y ex combatientes de Malvinas. "La decisión del presidente de eliminar por decreto los feriados puente y, de un mismo plumazo, correr la fecha en que el pueblo argentino condena el genocidio de la última dictadura es otro ladrillo en la pared de la impunidad que pretenden reconstruir lentamente Mauricio Macri y su equipo de Ceos", afirmó un comunicado de la delegación local de HIjos. "Este es un gobierno que necesita del silencio y el olvido", señaló la organización, por lo que dijo "no extrañarse" ante "el desprecio con que toma una fecha como el 24 de Marzo u otras históricas como el 20 de Junio". Los veteranos de guerra no se quedaron atrás. "Esto es un gran retroceso para una conquista ganada", sentenció el presidente de la Confederación de Combatientes de Malvinas, el santafesino Rubén Rada, quien confesó que "algo" semejante "ya se sospechaba". El dirigente prometió que representantes de las 23 provincias fijarán una postura común ante el 2 de Abril, ahora trasladable.