Clásico rosarino
Domingo 23 de Octubre de 2016

Los hinchas rojinegros armaron su propio carnaval en el Parque Independencia

Ni bien el árbitro Vigliano marcó el final, los hinchas se volcaron masivamente a las inmediaciones del Coloso.

Ni bien terminó el partido y se consumó la victoria de Newell's en el clásico, el pueblo leproso desató la locura. El derechazo de Maxi Rodríguez, que se le metió en el segundo palo al uruguayo Sosa, no solo marcó la victoria leprosa sino que también desató el desahogo y el festejo rojinegro.
Cuando el árbitro Mauro Vigliano dio por terminado el partido, los jugadores y el cuerpo técnico armaron un carnaval leproso en el césped del Gigante y los hinchas la siguieron en las calles, y muy especialmente en el parque Independencia.
El epicentro del festejo fue el parque Independiencia, en las afueras del Coloso, aunque otros lo hicieron en avenida Pellegrini y en otros puntos de la ciudad, donde todo se fue tiñendo de rojo y negro, con cánticos y gritos. Un festejo y un desahogo muy esperado por el pueblo leproso.
Embed

Comentarios