Economía
Miércoles 19 de Octubre de 2016

Los gobernadores hacen cuentas

Gobernadores de distritos en los que más impactó la recesión observan preocupados la negociación por el bono de fin de año. La mayoría anticipó que sin ayuda de la Nación no podrá afrontar el pago extra.

Las provincias vienen de cerrar 2015 con un déficit fiscal consolidado equivalente al 0,9 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), y el Ministerio de Hacienda prevé para este año un rojo superior: 1,3 puntos.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, le pidió a la Nación que lo invite a la discusión con la CGT y los empresarios porque de allí también surgirían definiciones para estatales, y anticipó que 1.000 pesos es insuficiente. Aclaró que ya está estudiando el pago unilateral de un plus de fin de año.

La catamarqueña Lucía Corpacci también sigue de cerca las negociaciones entre gobierno y CGT. Los gobernadores de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y de Chaco, Domingo Peppo, ya anticiparon que no están en condiciones de pagar un bono sin que la Nación haga una envío extraordinario.

El gobernador cordobés Juan Schiaretti analiza la posibilidad de afrontarlo. En un lugar similar están parados el chubutense Mario Das Neves y el salteño Juan Manuel Urtubey, quienes solicitaron a sus equipos que analicen las posibilidades.

En Buenos Aires, María Eugenia Vidal confirmó que su administración no otorgará un bono de fin de año a los estatales. El gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, dijo que "todavía falta mucho" para fin de año. Alberto Weretilneck, de Río Negro, anticipó que no está en condiciones de otorgar ningún aumento. En Mendoza, el radical Alfredo Cornejo también descartó el pago de un bono.

Comentarios