Megacausa lavado
Jueves 20 de Octubre de 2016

Los fiscales no descartan que haya más personas ligadas al lavado de activos

Lo dijeron ayer en una rueda de prensa, tras la extensa jornada donde se dirimieron las medidas cautelares. Apuntan al rol de los escribanos.

El día posterior a la maratónica audiencia donde se definieron las medidas cautelares de los 11 imputados en la causa por estafa y lavado de activos a través de fraudes patrimoniales, los fiscales de la Unidad de Delitos Económicos a cargo de la pesquisa no descartaron que "del análisis de las declaraciones de los imputados y de las evidencias recogidas hasta ahora haya más personas rozadas por los hechos". En ese camino, los funcionarios buscan reforzar la hipótesis de que el grupo conformaba una asociación ilícita dividida en células. Y, en ese sentido, señalaron "el rol determinante" que tuvieron los tres escribanos acusados.

El jefe de la Unidad Fiscal de Delitos Económicos y Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sebastián Narvaja, y su colega Valeria Haurigot, se refirieron ayer a las derivaciones de la primera etapa de la causa judicial donde se investiga la conducta penal de empresarios, escribanos, ejecutivos, operadores inmobiliarios, agentes de bolsa y hasta dirigentes gremiales. Y anunciaron que en esta nueva etapa de la pesquisa han comenzado a cruzar datos patrimoniales con los de distintos organismos oficiales.

En rueda de prensa, y luego de la extenuante audiencia de debate de medidas cautelares que por 15 horas se extendió desde el mediodía del martes hasta los primeros minutos de ayer, los funcionarios respondieron los cuestionamientos de los abogados defensores de los imputados, quienes se mostraron disconformes con el encuadre de asociación ilícita achacado al grupo (ver abajo). En ese marco, Narvaja explicó que las imputacionesn "se fundamentaron en evidencia que ya se había colectado" antes de la audiencia. "La obligación nuestra no es hacer imputaciones especulando de qué vamos a obtener para delante, sino también sobre todo teniendo en cuenta lo que hay hacia atrás. Analizando lo que tenemos hasta ahora, hay elementos bastantes para sostener esa imputación en esta instancia procesal", recalcó.

Momento de análisis. En ese sentido el fiscal indicó que se ha colectado "mucho material documental en los allanamientos de la semana pasada que ahora nos toca empezar a analizar. La expectativa es que nos sirvan para reforzar todas las imputaciones que hemos hecho, no solamente la de asociación ilícita".

En referencia a la posibilidad de ordenar nuevas medidas, como ser detenciones o allanamientos, Narvaja aclaró que la Fiscalía está enfocada en el "análisis de lo secuestrado en los procedimientos. Tenemos una estantería del deposito judicial completa de computadoras, teléfonos celulares, documentación. Hay que desclasificar esa información".

No obstante, el funcionario indicó que paralelamente a ese trabajo se pedirán informes a los organismos del Estado pertinentes, como los registros (automotor y de la propiedad), la Administración Provincial de Impuestos (API), la Unidad de Información Financiera (UIF), el Banco Central de la República Argentina (BCRA) "y a todos los organismos que tienen que ver con el manejo de información patrimonial".

Escribanos. Respecto a la posibilidad de maniobras dudosas en el ámbito del Registro de la Propiedad (separaron y se inició sumario a una empleada) para darle un aspecto legal a documentos públicos (escrituras) fraguados, el fiscal fue contundente: "Las hipótesis que hemos manejado e imputado es porque tenemos evidencia suficiente. Podrían haberlo hecho sin la connivencia del Registro. Lo que ha sido determinante en ésto es el rol de los escribanos, que han entregado escrituras que formalmente están bien para el control que hace el Registro".

El fiscal también se refirió al cuestionamiento de algunos abogados defensores respecto a las escuchas telefónicas como evidencia de la investigación. "Algunos hicieron hincapié en cómo la Fiscalía podía escuchar durante un año y medio a una persona. No es así. La investigación se inició a partir de la primera denuncia con una de las víctimas, hace poco más de dos años. En ese lapso algunas de las evidencias que se han producido son intervenciones telefónicas, pero eso no quiere decir que tuvimos a todos los imputados intervenidos durante un año y medio, eso es completamente irracional".

Seis bienes. La fiscal Haurigot, por su parte, confirmó que son seis los inmuebles a partir de los cuales se formularon las imputaciones y al ser consultada sobre si puede haber más medidas y personas involucradas a partir de referencias que hicieron los acusados en sus declaraciones, respondió: "Sí, por supuesto. Hay posibilidades de tomar medidas. La Fiscalía actúa por principio de objetividad y eso implica evacuar citas, lo que significa desandar la versión de los imputados, y lógicamente eso puede llevar a otras hipótesis o ampliaciones de la teoría del caso que se está manejando". De esa manera la funcionaria dejó la puerta abierta respecto a derivaciones futuras en el marco de la compleja y sensible investigación.

Comentarios