Inseguridad
Jueves 25 de Agosto de 2016

Los familiares de las víctimas de la inseguridad destacaron emocionados que la "ciudad está de pie"

El hermano de Mauricio Brandan se ilusionó con que la masiva convocatoria represente "un antes y un después" en la lucha contra el delito.

Emocionado con la multitudinaria convocatoria de la marcha en contra de la inseguridad, el hermano de una víctima fatal dejó escapar un hilo de esperanza de que las cosas cambien. "Esto va a ser un antes y un después", se ilusionó Martín, el hermano de Mauricio Brandan, asesinado en barrio Belgrano en septiembre del año pasado.
"Gracias a todos los ciudadanos de Rosario, con toda esta gente demostramos que somos una ciudad de pie", dijo Martín desde el micrófono ante una plaza San Martín prácticamente colmada que tenía una sola consigna: seguridad.
"Necesitamos seguridad, necesitamos que nos cuiden ahora", imploró, y vaticinó: "Esto va a ser un antes y un después".
A su turno, Marcela Nissoria, esposa de una de las víctimas de la tragedia de Salta 2141, aseguró que "estos rosarinos están apostando a una vida más tranquila, una vida donde no haya sangre".
Embed

"Gracias por haberse despertado a tiempo", sentenció, y subrayó que tanto los que piden más seguridad como quienes claman justicia por los muertos de calle Salta son "ciudadanos comunes que desde el dolor tuvimos que pensar cómo llamarle la atención a la Justicia".
Dijo que "este es un momento histórico en la ciudad de Rosario" y culminó destacando: "Inseguridad no solamente es la de la calle, las 22 víctimas de Salta 2141 murieron adentro de su casa".

Comentarios