Edición Impresa
Sábado 12 de Septiembre de 2009

Los estudiantes preparan actividades para recordar la Noche de los Lápices

El 16 de septiembre se cumplirá un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices. Alumnos de distintas escuelas secundarias de Rosario preparan actos y charlas para mantener viva la memoria de la lucha de los jóvenes platenses desaparecidos en 1976. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, dijo que es "una obligación de los educadores hablar de este tema con los alumnos".

El 16 de septiembre, fecha doblemente trágica para los argentinos, se cumplirá un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices. Alumnos de distintas escuelas secundarias de Rosario preparan actos y charlas para mantener viva la memoria de la lucha de los jóvenes platenses desaparecidos en 1976 y piden que se reflexione en las aulas sobre el pasado reciente. Coinciden también que el golpe de Estado en Honduras y el inicio de los juicios orales en Rosario reactualizan estos debates. En diálogo con La Capital, el ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, dijo que es "una obligación de los educadores hablar de este tema con los alumnos".

Establecido como Día Nacional de la Juventud, la fecha hace referencia al secuestro y posterior desaparición de un grupo de adolescentes de La Plata —Claudio de Acha, Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, María Clara Ciocchini, Horacio Ungaro y Daniel Racero—, que militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), y habían participado en manifestaciones para conseguir el medio boleto para los secundarios, una reivindicación histórica de la militancia secundaria.

Ante este doloroso acontecimiento del pasado reciente, centros de estudiantes y agrupaciones de distintas escuelas organizan actividades para recordar los sucesos del 16 de septiembre, aunque en otras —y tal como pasa con el 24 de marzo, Día de la Memoria— el tema aún es literalmente silenciado.

"Es una fecha doblemente fatídica para la historia nacional", apunta el ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, en referencia tanto al golpe de 1955 contra el presidente Perón como a la Noche de los Lápices. En diálogo con La Capital, el funcionario destaca que en este último caso se trató de una persecución a alumnos que eran militantes. "Queremos destacarlos así, no eran chicos inocentes que pedían sólo por un boleto, sino que se inscribían en el contexto de una juventud estaba pidiendo por sus derechos", apunta.

Para que el recuerdo sea provechoso tanto para chicos y docentes, Sileoni propone recordar "quizá no desde el dolor, sino desde la potencia que tiene que un grupo de jóvenes luche por sus derechos, que es una forma de reivindicar derechos políticos, sociales y económicos en 2009". Considera por esto que este debate se debe dar en las escuelas, porque es una "obligación como educadores abordar el pasado reciente", dice.

La falta de materiales, espacio y tiempo suele ser una de las razones que se esgrimen para no adentrase en el debate sobre la última dictadura. Frente a estos argumentos, Sileoni comenta que se generaron, sobre todo en los últimos años, materiales en diversos soportes sobre esta temática. Pero ante la ausencia incluso de estos, propone al menos la voz del maestro: "No hace falta hablar una hora seguida. A los pibes le queda marcada una buena semblanza de 10 minutos, sentida y profunda, sobre la historia de los 6 pibes de la Noche de los Lápices y su lucha".

En las escuelas

El Superior de Comercio es una de las instituciones donde cada año los chicos rinden homenaje a los adolescentes platenses y a los 20 alumnos desaparecidos de la escuela. Según explica Ana Clara Palombo, presidenta del centro de estudiantes, del lunes al viernes próximos tendrán la Semana de la Memoria. Las actividades arrancan con la proyección de un video hecho por los propios chicos, charlas sobre acción ciudadana para estudiantes de cuarto y quinto, un acto el miércoles con participación de Madres de la Plaza y ex alumnos del Superior.

"Como adolescente siento que hay un completo desinterés de los chicos. Antes que la lucha por los derechos humanos, a muchos les interesa más saber qué se ponen un viernes para ir a bailar", sentencia Ana Clara, alumna de quinto año. Sostiene que este tipo de debates es necesario darlo en la escuela, porque "somos hijos de la democracia, pero también del no te metás, por eso tenemos que mirar el futuro aprendiendo del pasado".

En la misma escuela, los chicos nucleados en la UES de Rosario planean una charla para miércoles con representantes de la agrupación Hijos. Para Federico Chiavazza, miembros de la agrupación y alumno de la Escuela Leónidas Gambartes, "hay que aprovechar para informar a los pibes sobre los juicios en Rosario, no tomar esa fecha sólo como una cuestión histórica, sino entender que fueron desaparecidos porque peleaban por un modelo distinto al del golpe, bancado entre otros por la Sociedad Rural".

Por su parte, el el Politécnico habrá una charla el 16 de septiembre con miembros del Taller de la Memoria, de la zona sur de Rosario. "Este tema debe interesarnos como adolescentes, para entender cosas del presente como el golpe en Honduras, la desaparición de Julio López y los juicios en Rosario", apunta Lucía Casiello, presidenta del Centro de Estudiantes del Poli. Pero además —agrega— para entender que gracias a aquella lucha por el medio boleto hoy gozamos de un derecho".

Comentarios