Drogas
Domingo 23 de Octubre de 2016

Los estrenos de la cartelera bajo la lupa de Escenario

"¿Qué invadimos ahora?", maravillas del Primer Mundo; "Ecuación, los malditos de dios", todos tus muertos; "La Bahía", tu cuerpo es mi moda.

"¿Qué invadimos ahora?", maravillas del Primer Mundo

Calificación: ***. Intérpretes: Michael Moore, Krista Kiuru y Tim Walker. Dirección: Michael Moore. Género: Documental. Salas: Monumental, Showcase, Del Centro y Hoyts.

El puntapié inicial de "¿Qué invadimos ahora?", el nuevo documental del Michael Moore, parte del humor y el sarcasmo: Moore, enviado por el mismo Pentágono, juega el papel de "invasor norteamericano" visitando diferentes países con el objetivo de averiguar y aprender cómo EEUU podría mejorar sus problemas internos. Como era de esperar, con su marca de típico-progre-americano, el realizador de "Bowling for Columbine" tiene como destino principal a Europa y su Estado de Bienestar. El director va a Italia y se queda helado por la cantidad de días de vacaciones pagas y el aguinaldo, viaja a Francia y descubre que los chicos de las escuelas públicas comen como reyes y va a Alemania y queda fascinado con las condiciones laborales. En Finlandia muestra al detalle su exitoso sistema educativo, en Portugal se maravilla por la política con respecto a las drogas, y así siguen los ejemplos. Como contrapunto, aparecen imágenes de las penurias cotidianas que deben padecer algunos estadounidenses. Moore se basa en datos duros pero también es simplista y reduccionista, y en algunas escenas su asombro se acerca a la ingenuidad más banal. Sin embargo, la contraposición de conceptos es clara y su sentido del humor es contundente y efectivo. Moore hace que el mensaje llegue sin importarle mucho los medios. Y lo importante en este caso es que el mensaje atrapa y puede conducir a una etapa posterior de reflexión.

Por Carolina Taffoni

"Ecuación, los malditos de dios", todos tus muertos

Calificación: ***. Intérpretes: Carlos Echevarría, Diego Alfonso, Roberto Carnaghi, María Laura Cali y Jorge Booth. Dirección: Sergio Mazurek. Género: thriller. Salas: Monumental, Showcase y Village.

Dioses y demonios, complots ocultos en un oscuro libro medieval y un cálculo enigmático guían la trama de “Ecuación”, el ambicioso segundo filme de Sergio Mazurek. El personaje protagónico es Hermes Vanth, un médico en cuyo hospital los muertos comienzan a contarse por decenas cada semana, con la particularidad de que en cada nuevo caso ronda la zona otro personaje intrigante, un hombre mayor canoso que inevitablemente comenzará a obsesionarlo.

   Así comienza la caída libre de Varth en un mundo en el que los cadáveres irán cayendo literalmente a su paso, bajo las ruedas de un tren o delante de sus ojos, mientras los fantasmas comienzan a rondarlo. La iconografía religiosa, las cofradías y las referencias a filmes emblemáticos que marcaron el camino de conspiraciones ancestrales son una cita presente en este filme bien resuelto técnicamente y con un gran trabajo de diseño de arte. La trama demasiado intrincada hace perder el impulso de un guión que se atomiza en diálogos por momentos forzados pero necesarios para explicar la naturaleza de los personajes y de la acción.

Por Rodolfo Bella

"La Bahía", tu cuerpo es mi moda

Calificación: ***. Intérpretes: Juliete Binoche, Valeria Bruni Tedeschi, Fabrice Luchini y Brandon Lavieville. Dirección: Bruno Dumont. Género: Comedia. Salas: Del Centro, Hoyts, Showcase y Village.

En “La bahía” todo es extraño. Y quizá esa rareza, con personajes extravagantes y un humor físico, por momentos hasta exacerbado, genera que la película sea atractiva, sin que ello signifique brillante. El realizador Bruno Dumont propone una caricatura de la familia burguesa de Francia, a la que le propina una mirada despiadada. Ambientada en el verano de 1910, todo transcurre en el paisaje de la costa Channel, con el foco puesto en el choque brutal de clases. Por un lado, la ostentación de los Van Peteghem, que viven aburridos mirando la vida pasar desde su mansión. Y por el otro, una familia de pescadores, los Brefort, cuyas costumbres alimenticias no son las más usuales. Enmarcada dentro del género de comedia negra, la película tiene un guiño al policial a partir de la desaparición misteriosa de algunos turistas. Para investigar el caso aparecen en escena Machin y Malfon, dos inspectores desopilantes a los cuales es muy fácil asociarlos a El Gordo y El Flaco, no sólo por los parecidos físicos, sino también por el tono de aquellos personajes. Al director no le temblará el pulso para mostrar la ineficacia policial y la depravación y decadencia de la sociedad burguesa, a la que expone mostrándolos tontos, torpes, vulgares y hasta con delirios místicos. En medio de esa mirada habrá una historia de amor teñida de ambigüedad, es el romance del pobre y del rico, del marginado y el poderoso, plasmado en la piel de un pescador que no teme en decir “te amo” y un personaje travestido. Para que la caricatura tome un ribete más metafórico, Dumont le agrega una pizca de cine fantástico, con personajes que, literalmente levantan vuelo. La antropofagia, efectuada por la familia más vulnerable, es otra metáfora, quizá la más cruel de la película.

Por Pedro Squillaci

Comentarios