Escenario
Domingo 09 de Octubre de 2016

Los estrenos de la cartelera bajo la lupa de Escenario

Tim Burton regresa a su universo extravagante, esta vez tomando como punto de partida el libro tan singular como la película que filmó: una narración gráfica de Ransom Riggs

"Miss peregrine y los niños peculiares", un oscuro cuento de hadas

Calificación: ****. Intérpretes: Eva Green, Asa Butterfield, Judi Dench y Samuel Jackson. Dirección: Tim Burton. Género: aventuras. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Tim Burton regresa a su universo extravagante, esta vez tomando como punto de partida el libro tan singular como la película que filmó: una narración gráfica de Ransom Riggs construida con fotografías de personas con algún rasgo extraño. Se trata de la historia de un adolescente que luego de morir su abuelo decide viajar de Florida a una isla en Gales para saber si lo que el hombre le contó toda su vida era verdad o pura fantasía.

Luego de la primera media hora en la que se presentan los personajes, "Miss Peregrine y los niños peculiares" tomar impulso a partir de los elementos mágicos, como mujeres que se convierten en pájaro, un niño con fauces en la nuca y otros que dominan el aire y la naturaleza. La película es fiel a la estética de Burton, con atmósferas contrastantes, por momentos violenta y siniestra. Pero en este caso el director acompaña ese universo poblado de freaks con una melodía distinta de fondo sensible y reflexiva.

Los "niños peculiares" podrían haber sido atracciones de circo en el siglo XIX, pero Burton los rescata con sutileza de esa brutalidad y recuerda con su película que la singularidad puede ser una oportunidad, que el mundo realmente puede ser brutal, que la maldad existe, que se debería estar alerta, pero sin olvidar que la belleza en su sentido más amplio también existe.

Por Rodolfo Bella


"El invierno", cruda metáfora laboral
Calificación: ****. Intérpretes: Alejandro Sieveking, Cristian Salguero, Pablo Cedrón, Adrián Fondari y Mara Bestell.
Dirección: Emiliano Torres.
Género: Drama. S
alas: Del Centro, Monumental, Hoyts, Showcase y Village.
Pasar “el invierno” está asociado generalmente a algo poco grato, complejo, cuesta arriba, y también como la transición hacia algo superador o supuestamente distinto. Por esas coordenadas hilvanó Emiliano Torres esta película, mezcla de western y drama, con amplio registro de denuncia social y una fotografía impecable, que se tradujo en un premio especial del jurado en el último festival internacional de cine de San Sebastián. Filmada en medio del clima hostil de la Patagonia, la trama transcurre lenta, con los tiempos de los campesinos residentes en Santa Cruz, regidos sobre valores simples pero también de máxima crudeza. Allí, el viejo Evans (Alejandro Sieveking) recibirá,como cada año, a un grupo de peones cuyo objetivo será esquilar ovejas. Trabajarán de 5 de la mañana a 5 de la tarde y deberán dormir sobre un colchón mugriento todos juntos dentro de un galpón. Entre ellos sobresale Jara (Cristian Salguero), quien comenzará a destacarse en su tarea hasta desplazar a Evans del cargo de capataz.En este ascenso y este descenso de categoría aparece el invierno en su derrotero más cruel. Porque Jara deberá cuidar la estancia de los cuatreros y a la vez también del abuso de su jefe y de algún que otro enemigo enigmático. Y porque Evans intentará acomodar su vida, para lo cual tejerá lazos ya deshilachados con su hija y su nieto, que ni siquiera sabía que ese hombre mayor era su abuelo. En el medio de estos vínculos, el destrato patronal, las miserias de los poderosos, la fragilidad de los que buscan sobrevivir a como dé lugar y esa esencia despiadada de transitar todos contra todos. Para atravesar estas sensaciones, Torres abordó una suerte de western, sutil, pero efectivo. Y redondeó, de modo brillante, una metáfora del salvajismo laboral en la Argentina.
Por Pedro Squillaci

“La última fiesta”, ¿Qué pasó ayer?
Calificación: **. Intérpretes: Nicolás Vázquez, Alan Sabbagh y Benjamín Amadeo.
Dirección: Nicolás Silbert y Leandro Mark.
Género: Comedia. S
alas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.
Alan, Dante y Pedro son tres amigos inseparables desde la infancia que ahora andan por los treinta y pico. Cuando Dante se separa de su pareja, Alan (el galán canchero) decide organizarle una fiesta para levantarle el ánimo. El problema es que la fiesta en cuestión se descontrola en excesos y los amigos terminan involucrados en una historia que incluye a pandilleros, dealers y mafiosos. En “La última fiesta” los directores Nicolás Silbert y Leandro Mark (“Caídos del mapa”) intentaron hacer una suerte de “¿Qué pasó ayer?” a la argentina, pero ya se sabe que el género comedia no es fácil, aunque en el cine nacional viene en crecimiento. La película tiene un guión bien narrado, un trío de protagonistas bien definidos y algunos gags logrados, que casi siempre están relacionados con las características de los personajes. Pero por otro lado también abusa de los chistes escatológicos y sexuales (que se repiten sin gracia ya de entrada) y los enredos se alargan demasiado en la última media hora, donde la comedia se desinfla sin atenuantes. Alan Sabbagh se luce como un dibujante frustrado que trabaja como guardia de seguridad y Benjamín Amadeo responde bien al estereotipo de freak. Nicolás Vázquez, en cambio, sólo repite tics.
Por Carolina Taffoni


Comentarios