Escenario
Domingo 12 de Febrero de 2017

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

"Neruda", el hombre detrás del famoso; "Cincuenta sombras más oscuras", el show de la sumisión; "Intrusos", una noche de terror.

"Neruda", el hombre detrás del famoso

Calificación: ***. Intérpretes: Gael García Bernal, Luis Gnecco, Mercedes Morán, Pablo Derqui, Jaime Vadell, Alfredo Castro. Dirección: Pablo Larraín. Género: biográfica. Salas: Del Centro, Hoyts, Showcase.

Para meterse en la historia de Pablo Neruda no hace falta ser un fanático de su obra literaria o un conocedor de la historia política de Chile, simplemente se trata de hacer foco en un hombre capaz de todo por seguir su pasión por las letras y su ideología. Todo comienza en 1948, en el contexto de la Guerra Fría, con el senador Neruda despotricando contra el gobierno. Acto seguido, dada su ferviente militancia comunista, el presidente pedirá su desafuero y comienza el derrotero del poeta. Desde ya que el aura de artista y figura pública sobrevuela a Neruda todo el tiempo. Y Pablo Larraín no escapa a ese perfil. Es más, lo explota al máximo. Muestra su costado contestatario en la arena política y en el debate de ideas, pero también lo expone como un hombre libre y polémico. Capaz de disfrazarse de mujer para que no lo descubra la policía en un prostíbulo, pero sin negarse a besarse con un gay o arrasar con cuanta mujer se tope en su paso. Por momentos es tan desprejuiciado como desagradable; en otros es el emblema de la libertad y será tan leal con la causa comunista como desleal con su esposa, la pintora Delia del Carril, impecablemente encarnada por Mercedes Morán. Cuando Neruda se convierte en prófugo aparecerá en escena el detective Peluchonneau (García Bernal), quien hará una causa personal con su persecución. En esa búsqueda se encontrará a sí mismo y por ese costado pasará lo mejor de la película.

Por Pedro Squillaci


"Cincuenta sombras más oscuras", el show de la sumisión

Calificación: **. Intérpretes: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Bella Heathcote, Kim Basinger. Dirección: James Foley. Género: Drama romántico. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Aunque las críticas estadounidenses hayan sido durísimas con la secuela de "Cincuenta sombras de Grey", no hay que quitarle mérito. Primero, porque cumple con el título en lo que a "oscuridad" refiere: hay intriga, apariciones y algunas situaciones de thriller bien logradas.

Y segundo, porque triplica la apuesta sexual con escenas más explícitas. La trama continúa con un Christian Grey arrepentido y con intenciones de recuperar a Anastasia, pero para eso deberá renegociar las bases del contrato que los unió. ¿Quién domina a quién ahora? Al principio parece que Anastasia empieza a imponerse, hasta que ciertas actitudes de Grey la desconciertan y todo se vuelve confuso y caótico.

Si bien la tensión entre los protagonistas sigue intacta, ahora ambos exploran su relación amorosa con más intensidad, y más sadomasoquismo también. Pero cuando todo parecía centrado en la "recuperación" del sádico Grey, que lucha con su infancia trágica y su capacidad para enamorarse y lograr una relación real sin puja de poderes, aparecen fantasmas del pasado que interpelarán a Anastasia.

Una de ellas es la primera "ama" de Christian, interpretada por Kim Basinger, que le pone un poco de tensión a los 116 minutos. Y otra es una ex sumisa de Christian, que no los dejará en paz.

¿Más oscuras? Sí. ¿Más esclarecedora? También. ¿Mejor que la primera? Claramente. Ah, y no se vayan antes de que terminen los títulos, se pueden ver imágenes de lo que será la tercera parte, "Cincuenta sombras liberadas", que se estrenará en febrero de 2018.

Por Luciana Boglioli


"Intrusos", una noche de terror

Calificación: **. Intérpretes: Beth Riesgraf, Rory Culkin, Jack Kesy, Joshua Mikel y Martin Starr. Dirección: Adam Schindler. Género: thriller. Salas: Hoyts, Monumental y Showcase.

Existe casi un subgénero dentro del terror que es el de la chica o chico solo en una casa invadida por delincuentes. "Intrusos", con alguna variación, se ajusta a ese modelo, pero con recursos que por momentos dejan la película al borde de la parodia, empezando por un dudoso diseño de arte. Los protagonistas son Anna y su hermano, postrado en una cama con un cáncer terminal. Ella además sufre agorafobia, lo cual hace que desde que murió su padre diez años atrás, no salga ni siquiera al porche de su casa.

   Cuando el hermano muere empieza la acción. A plena luz del día, y durante el funeral al que ella no asistió, tres hombres rompen un vidrio y entran a robar. Ese será el detonante para que Anna sufra una transformación, muestre su faceta desconocida y se comiencen a revelar los oscuros secretos de una familia a la que no le falta nada para ser infeliz.

   Con solo cinco personajes en el centro de la historia, "Intrusos" podría haber explotado más el suspenso. Sin embargo, el potencial se pierde en trucos ingeniosos y efectismo, traumas de pesadilla, palancas ocultas y algo de sangre, una mescolanza que a duras penas salva el esfuerzo de la actriz protagónica.



Comentarios