La ciudad
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Los estatales santafesinos reclaman 5.000 pesos de bono navideño a Lifschitz

Representa medio salario básico provincial. De no haber respuesta favorable, no descartan medidas de fuerza. El gobernador lo rechazó.

El principal gremio de empleados estatales santafesinos, UPCN, le puso números al reclamo de bono del fin de año: "Debe ser por lo menos de $ 5.000", lanzó ayer el secretario general del sindicato, Jorge Molina. Según el dirigente, la cifra corresponde a medio sueldo básico de un agente público santafesino. "Mil pesos no alcanza, es un changuito de un supermercado", agregó respecto a lo que trascendió de la negociación entre la CGT y la Casa Rosada. Respecto al rechazo del gobernador Miguel Lifschitz a conceder el bono, Molina advirtió que la provincia "no podrá sustraerse de lo que ocurre en el país", y no descartó paros.

Ayer, el propio Lifschitz reiteró que la gobernación no contempla entregar un plus a sus agentes públicos. "Ni por asomo contemplamos esa posibilidad", resaltó.

A comienzos de semana había advertido que la provincia deberá tomar deuda en caso de pagar un bono a los estatales.

Molina salió al cruce de los dichos del jefe de la Casa Gris. "La verdad, nos sorprendieron las declaraciones del gobernador", reconoció el dirigente gremial en declaraciones a La Ocho.

"Hay una negociación que está abierta —continuó— con el gobierno nacional para los estatales, para eximir el pago de Ganancias del medio aguinaldo de todos los trabajadores y mejoras para los pasivos. Y la verdad es que Santa Fe no puede sustraerse de esa negociación".

Molina fue más allá e interpretó que "el gobernador debe querer haber dicho que no tiene aún los lineamientos nacionales y puede haber alguna duda respecto a los recursos que le pueden llegar por algún cambio en el impuesto a las Ganancias".

Para el líder de UPCN, "quizá (el gobernador) no pueda definir el tema ahora, pero no podrá sustraerse. Es imprescindible volver a discutir salarios antes de fin de año. Tuvimos un aumento salarial que rondó el 30 por ciento y todas las proyecciones inflacionarias dan por encima del 40 por ciento, hay una clara pérdida de poder adquisitivo".

En ese marco, Molina señaló: "Si esto no se subsana con un incremento porcentual, lo mínimo imprescindible es un bono de fin de año para compensar y aliviar la situación de los salarios".

Cuando se lo consultó sobre la cifra que UPCN tenía en carpeta para reclamar al gobierno del Frente Progresista, Molina respondió: "Se está hablando a nivel nacional de $5.000, en ese orden estará la discusión en todo el país".

Respecto a los valores que se mencionaron en la negociación nacional entre la CGT unificada y el gobierno de Mauricio Macri, en torno a los mil pesos, Molina disparó: "Mil pesos no es un bono para considerar, es un changuito de un supermercado".

Según el dirigente gremial, los $5.000 reclamados como compensación para la última etapa del año "es la mitad de un salario mínimo estatal de Santa Fe", que sumaría al medio aguinaldo de diciembre.

A criterio de Molina, la definición del bono navideño en Santa Fe "tendría que resolverse en lo que resta semana o más tardar la próxima. Ese es el plazo que se fijó entre la CGT y la Nación".

Por su parte, Jorge Hoffman, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) aclaró que el gremio que lidera buscará reabrir la paritaria para conseguir un aumento sustentable para los agentes públicos santafesinos.

"Todos los trabajadores argentinos hemos sufrido pérdida de poder adquisitivo ante el avance de la inflación respecto al incremento en paritarias", remarcó.

Según Hoffman, "abaratar el costo salarial es parte del plan económico pergeñado por el gobierno nacional", que los gremios "deben rechazar con posiciones firmes".

Al respecto, sostuvo que los afiliados de ATE son partidarios de "reabrir las paritarias para conseguir un aumento real del salario más que una suma en negro por única vez para fin de año".

Intersindical

El gobernador Miguel Lifschitz encabezó ayer un encuentro con los representantes de la Comisión Intersindical del Sector Público de la provincia de Santa Fe. El ministro de Trabajo, Julio Genesini, confirmó que los gremios "volcaron la necesidad de recomponer los ingresos por un desfase en cuanto a los ingresos percibidos y la inflación acumulada".

Comentarios